sábado, diciembre 12, 2009

Me cagó el día (11/12)

Voy con 5 amigos a almorzar un sánguche de mondiola en uno de esos puestos herrumbrados de Costanera Sur. Estamos buscando “la experiencia mondiola”, la ceremonia completa. Queremos que nos atienda un tipo sudado, con los poros gigantes, y queremos que nos entregue el pedido con la misma mano que recibió el dinero. Queremos ver cientos de palomas, sobrevolando el lugar, bombardeando el piso con sus excretas blancas. Queremos ver los potes industriales de mayonesa, y queremos verlos al sol, incubando todas las pestes habidas y por haber. Queremos “la experiencia mondiola”, sentir que nos estamos haciendo mierda, eso es lo que fuimos a buscar.
Llegamos. Pedimos. El empleado me entrega mi sánguche de mondiola y yo procedo a tunearlo, personalizarlo, eso también es parte de “la experiencia mondiola”. Le pongo lechuga, una hoja apenas lavada, le pongo 2 cucharadas de salsa criolla, y le pongo un poco de una salsa con cositas verdes que flotan en una especie de aceite. Un amigo me contó una vez que vio cómo la caca de una paloma caía sobre ese aderezo verde, fue en este mismo puesto mondiolero, pero fue hace más de un año, ya prescribió.

Estamos listos. Nos disponemos a comer nuestras mondiolas llenas de nervios y grasa, colesterol y bacterias. Cuánto más cerca estás de la muerte más vivo te sentís, por eso vinimos a coquetear con la muerte, para sentirnos más vivos. Entonces, estoy por hincarle el diente a mi mondiola, por rendirme a la tentación de la carne, y no sé de dónde llega un tipo a toda velocidad en una Trek 6500. Y tiene el casco de carbono, tiene los anteojos aerodinámicos con cristal espejado y tiene la calcita negra. Incluso, y esto lo noté porque soy muy observador, tiene el sillín antiprostático, el sillín que vale como 1000 pesos pero que no te jode la próstata, que no te cocina los huevos. Es un deportista de elite, un tipo que hace las cosas bien, que cuida sus arterias, que tiene como 45 años pero está mejor que todos nosotros. Y el tipo se baja de la bici, pide una mondiola, le pone todas las salsas que encuentra, y se la fagocita ahí mismo, con el casco de carbono puesto, y mientras lo hace -presten atención a este detalle- toma el Gatorade Power Mango que lleva en la caramagnola de la bicicleta. Este tipo es un hipócrita, no quiere resignar nada, quiere ser deportista de elite y tener “la experiencia mondiola”, ahí, al lado mío.

Me cagó el día.

32 comentarios:

Mommy's Little Monster. dijo...

A pesar de la descripción de los gérmenes superabundantes en la salsa con "cositos verdes", me dieron ganas de sambullirme en la "experiencia mondiola" y sentirme mas viva que nunca. Lástima que el no poder comer gluten complica un poco las cosas...
Un saludo!

Estúpido como un zorro dijo...

JAJAJA brillante

Mona Loca dijo...

Es así, nomás.
Hay gente que lo quiere todo.
Y está dispuesta a pagar por ello.

Mauro dijo...

Desde hoy voy a tratar de escribir de toda la gente que concretamente no me hace nada, pero me caga el día.

Santiago dijo...

Jajaja pero tendrías que sentirte contento, todo eso que describiste del tipo es de puto recibidor de carne por popa. El macho canchero se come la mondiolita luciendo la panza sin ningún tipo de decoro.

silvana dijo...

Y la mondiola? Tuvo algún efecto nocivo en tu organismo?o descubriste que sos resistente a cualquier tipo sustancias/virus/bacterias?

Anónima dijo...

Ahora que La Peleadora no pelea más, su nueva sección va a venir bien. Personalmente, soy de odiar a la gente por su cara.
Qué cosa que no entiendo la mondiola como fiambre... Es un pedazo de carne cruda que se deja añejar colgado de un piolín mugroso, es poco serio. El jamón crudo zafa un poco más.
Y eso que tengo un paladar mooy refinado.

Javier dijo...

la mondiola se come a la vieja usanza: de manera no higiénica. ese tipo no es merecedor de tal experiencia.

Tyler Durden dijo...

Jajaja

Y te miró con la misma cara que mira el cantinero de australia a homero cuando le da el barril de birra "que paaasa yankee?"

Como dice el slogan de mi blog, "en contra del fotolog, y a favor de la bondiola de costanera"

Si habré tenido experiencias bondiólicas, si habré y si habrán...!

sergio dijo...

Hace poco estuve como una semana en cama y con esa mierda de dieta liviana (todo hervido o a la plancha) porque me fui muy al carajo con eso de tratar de sentirme mas vivo. Tenga cuidado, no se sabe el limite hasta que el higado patea. Por ejemplo mezclar el café y las facturas de un puestito al sol, unos buñuelos con té en Jose C. Paz, un choripan en Once. Esta rutina llevada unos cuantos días son posibles desencadenantes.

Pedro dijo...

que grande!!!


Sos un groso!!

La mondiola se come asi a lo bestia y en lo posible con las manos sucias de haber cambiado una rueda!!

Luly B. dijo...

Mondiola + Gatorade Power Mango ¿?

WTF!!!

La Tilinga dijo...

Jaja, Mauro, su relato me hizo acordar a la experiencia gastronómica nipona de comer cierto pescado venenoso (Fugu), que de estar mal fileteado, el comensal se muere apenas termina el bocado. Y toda esa experiencia por menos de 10 pesitos en lugar de 200 verdes!

MirandaPriestly dijo...

The mondiola experience!!! Es equivalente a comerse un taco de suadero en medio de la ciudad de México, la mejor experiencia culinaria que existe.

elRober dijo...

Yo una vez estaba en la estación Belgrano C, ahí en Juramento y Vértiz, donde están todos esos puestos de Panchos, sámbuche de "ratambrito" y cuantas mierdas el hombre fabrique, desayunando uno completo de mila con los pibes después de una noche repleta de ron.

Cuestión que estacionó un BMW y de él se bajó Mariana Diarco (venía del lado del aompañante) y e pidió a "el Eusebio" -el que atendía- dos milas completas y una Quilmes 3/4.

No sólo tenía un tremendo fierro, se estaba comiendo un gato divino sino que además LA HIZO BAJAR PARA PEDIR DOS MILAS Y UNA QUILMES.

Me sentí un desgraciado.

Mauro dijo...

Qué desastre hice, quise borrar 4 mensajes de Spam (viagra para todos y letras chinas) y borré todo por error.

Perdón a Gustavo, que dice que la gente que dice "basicamente" es comillera y boluda; y al anónimo que nos recomendó los patys del Pasaje Fritanga.

Un Hombre Cualquiera dijo...

no hay nada mejor que vivir la experiencia mondiola a la salida del boliche, algo único.

Gaby Raimondo dijo...

A mi semi que también. Sólo una cosa me atrevo a agregar; si es Mondiola, es "sanBuche" con B.
Abrazo.

Mauro dijo...

Mommy Little Monster: va a tener que pedir su mondiola al plato. Seguro que tienen unos Tramontina todos doblados con mango de plástico amarillo para ocasiones especiales.

Estúpido como un zorro: gracias.

Mona Loca: es un hombre que quiere estar bien con Dios y con el Diablo. A mí me parece de una hipocresía sin precedentes. Quizá sólo sea que le tomé bronca porque su bici era muy buena.

Santiago: ¿usted dice que el tacto prostático se lo hacen seguido?

Silvana: sólo lo erupté durante toda la tarde. "Hijo bobo" le decían, porque es repetidor.

Mauro dijo...

Anónima: yo por la cara no, pero por la forma de vestir, de reirse o de mirar, sí, esos me pueden cagar el día.

Javier: la cadena de esa bicicleta se podía usar de hilo dental. Créame, ese tipo estaba fuera de lugar.

Tyler: y lo comía ahí, al lado nuestro, con calcita, casco y anteojos. Un hijo de puta.

Sergio: usted sí que está coqueteando con la parca.

Pedro: ¿vio que las casas de lotería informan sus ganadores? Tipo "acá se vendió el gordo de navidad del 2001", y así sucesivamente. Los puestos mondioleros deberían informar "acá palmó Jorge Pereyra, el 7 de octubre del 2006". Algo así.

Luly: un hijo de puta. Yo ayer pedalée hora y media, llegué a casa y me clavé una Brahma Beats con limón. Soy otro hipócrita.

La tilinga: dígale a su novio que la lleve, estoy re seguro que le va a encantar. Pídalo bien cocido y no le ponga salsas raras. El riesgo es la salsa.

Miranda: el brand experience mondiolero es inigualable. Ni calidad ni servicio ni limpieza, sólo gratificación personal. POr un momento, mientras colocaba la dosis exacta de salsa criolla, sentí como que estaba cazando mi propio alimento.

Mauro dijo...

elrober: no somos nada, nunca la vivimos, no sabría qué más decir.


Un hombre cualquiera: casi que todavía lo recuerdo.

Gaby Raimondo: Usted estuvo ahí, compartiendo lo que fue una exquisita mondiola, aderezada con indignación.

Disenchanted dijo...

Che, dejalo! Después de todo ese ejercicio y de caretearla tanto, capaz era el único placer que tenía. Igual te cabe por asqueroso =D

Fer dijo...

jajajaja y que me dice de los turistas que van a comer y a sacar fotos de las parrillas y del tupper lleno de "huevos" ya hechos! Los tipos paseando y los que hacen "trekkinggg" en la reserva ecologica... Pfffff

GUSTAVO dijo...

SEPA DISCULPARME, ME FUI AL CARAJO CON EL COMENTARIO (+ LARGO QUE LA DE MANDINGO)

Anónima dijo...

El famoso sambuche de mondiola y bayonesa, tienen razón por ahí.

El huevo duro tiene olor a pedo. Cómo es posible que nadie se dé cuenta.

Mauro dijo...

Gustavo: a mí me hizo cagar de risa su comentario, y la expresión "más fuerte que enema de pimienta", que no sé si era suyo o de otro comentario que borré sin querer.

Mauro dijo...

Recién fui con 3 amigos comer a un restaurant y pedimos Salad Bar, como si nos estuviéramos cuidando.

En el momento de ir a servirnos, todos caímos en el "Sector Hipócrita" del Salad Bar, el corner donde están los platitos con jamón, queso, lechón, croutones, algunos asquerosos pusieron choclo y aceitunas, y uno le agrego a su ensalada la friolera de 5 sobrecitos de bayonesa.

Somos unos hipócritas.

Luis dijo...

Yo también vivi esa experiencia.
Posee un componente paranormal del que solo puede vanagloriarse aquel que sin miramientos se clavo una mondio de dorapa.

Muy buenooo
Luis de letradedoctor.blogspot.com

y de esta experiencia que me cuentan?:
letradedoctor.blogspot.com/2009/12/burdelespor-llamarlo-de-alguna-manera.html

Anónimo dijo...

http://www.ale2b.com/cartas/


blox ale basebase traducido

le podes mandar euros para el abogado si queres.

Cariños
a

Modorra Digital dijo...

¿No le deseo un futuro "Lance Amstrong"?

Anónimo dijo...

jajajaj este estuvo magistral. Además me dio mucha risa porque yo siempre dije "bondiola", convencida de que los que decían mondiola estaban tan equivocados como los que dicen "almóndiga".

Genial, genial. Con tamaña capacidad de redacción literaria y creativa es imposible que el libro mate al blog.

Besos!
María

PV dijo...

Que troesma !! Excelente!, la mondiola es un ritual sagrado!, una maravilla de la que tomo conciencia recién ahora! Es como si me lo hubiese contado Fontanarrosa. Si será poderosa, trek 6500, bmw, todos caen a inmolarse con un saque, la mondiola nos iguala !