martes, mayo 12, 2009

Cuaderno de Terapia. Hoy: el buchoneo.

Cada vez que una persona hace un chiste malo, un hábito arraigado socialmente nos condiciona a replegar uno de nuestros pómulos y fingir una sonrisa unilateral y sobreactuada. Supongo que corresponde: es un gesto de consideración para con una persona que, en vano, está tratando de alegrarnos el día.

Esos pequeños rictus de falso asentimiento son capaces de envalentonar al más patético de los chistosos y alentarlo a seguir dando rienda a suelta a su bombardeo de jocosidad berreta. Pero si la intención es buena y no perjudica a nadie, corresponde.

Sin embargo, y como una puta que regala su cuerpo pero no sus ideales, me niego rotundamente a ser cómplice de una joda desatinada, básica e improvisada. Esta circunstancia me convierte en un buchón hecho y derecho.

En 1989 cursaba 6° grado en un coqueto colegio sobre la calle Aráoz que me vio pergeñar un surtido de maldades impensable para un primario. A veces, a la salida del colegio agarrábamos a algún desprevenido de 3° y le hacíamos un ofrecimiento difícil de rechazar: - “Vení, vení… te vamos a contar un secreto de los grandes, pero vayamos más allá para que no nos escuchen…”- y poco a poco íbamos dirigiendo al inocente expectante sobre un regio sorete, que lo esperaba plácido en la vereda.

- “¿Y? ¿Cuál es el secreto?”
- “Vengamos más acá, tengo miedo que alguien escuche…”
- “¿Y? ¿Ahora? ¿Cuál el secreto?”
- “Acabás de pisar mierda de perro, pero no le digas a nadie”.

Era increíble, pero siempre caían ante la mirada atónita de sus madres, señoras regias abusadoras de jopos y hombreras de menemista inmensidad que nos miraban como si fuéramos unos pendencieros irrecuperables.

En el fondo estaba bien, detrás de esas jodas de apariencia pelotuda, había siempre el esbozo de una estrategia sutil, el relámpago de la sana malicia juvenil y el germen de la división de tareas que establecía los cimientos de la confianza mutua. Nuestras jodas estaban plagadas de valores y yo, como autor intelectual de la mayoría de ellas, no podía más que hincharme de orgullo.

Sin embargo un día, cuando mediaba el año lectivo, reunieron a todos los padres en el Salón de Actos para darles una noticia inesperada: la dueña del instituto había decidido vender las instalaciones para construir un edificio, así que el año siguiente deberíamos buscarnos un nuevo colegio.

Mis viejos me anotaron en una afamada escuela sobre la calle Riobamba, una madriguera del Opus Dei dirigida con métodos del medioevo que no sólo castigaba los excesos obligándonos a asistir los sábados, sino que hasta ese momento, hombres y mujeres cursábamos separados, circunstancia que propiciaba una idiotez galopante.

Así padecí todo el año, siendo el cómplice silencioso de algunas de las jodas más básicas jamás vistas: golpes por detrás, manteadas asesinas, avalanchas en las escaleras, destrucción de útiles. En un año había pasado de estrella del prime time a reidor de reality.

El último día de clase, mientras regresaba a mi división después de hora a buscar un sweater que había olvidado, vi como 4 energúmenos de 7° B destruían frente a mis ojos todos los muebles de nuestra aula (7° A).

Vandalizaron algunos pupitres, partieron un mueble del fondo, rompieron las luces y descolgaron los ventiladores del techo. Me pareció bastante estúpido teniendo en cuenta que estábamos en un colegio privado que iba a cargar los gastos a la cuota durante el nuevo año lectivo, así que traje a una maestra al epicentro de la catástrofe donde, inmutable y frente a los delincuentes juveniles, hice la denuncia:

- “Fue aquel orejón, el petigordo, el de los cachetes de Kiko y ese otro con cara de pelotudo. Son unos forros de mierda. Hay que hacer algo.”.

Y le dije pelotudo y les dije forros de mierda, porque cuando el predicado es insólito, nadie juzga la denominación del sujeto.

Sentí un placer inmensurable, alguien tenía que impartir justicia. La profesora guió a los 4 inadaptados a la dirección, mientras me miraban de reojo y deslizaban sus índices por el cuello en código mafioso. El petigordo gritó enfurecido: “Vas a morir ¡nuevo buchón!” mientras apretaba el puño como un Bruce Lee occidental después de dar su mejor golpe.

Al año siguiente, durante el primer día de clases, la profesora tomó lista sin mencionarme:

- “Perdón profesora, pero no me nombró…”
- “A ver… mmm… qué raro, parece que estás anotado en 1° B”
- “¡¡¡Tiene que haber un error!!!”
- “No… es así… parece que te pasaron a la otra división para emparejar… es que eras el más nuevo…”.

Me iban a emparejar a trompadas. Así me agradecía ese colegio de mierda, soltando a un delator de guante blanco en el Pabellón de Asesinos del Penal de Olmos.

Y así fue, cursé los 5 años del secundario con el orejón, el petigordo, el de los cachetes de Kiko y ese otro con cara de pelotudo y la pasé bastante mal, aunque a la distancia destaco que la exclusión te da una capacidad de observación prodigiosa. No digo que la capacidad de observación te salve de una golpiza multitudinaria en un recreo, pero algo hay que rescatar.

Nunca escarmenté: durante la cursada tuve 3 o 4 incidentes de buchoneo que me valieron unas golpizas inhumanas pero nunca lloré, y sin embargo he visto quebrar incluso a los más malos en vigésimoquinta amonestación. Así que si la joda es básica, yo buchoneo. Por respeto a las buenas jodas.

58 comentarios:

Doctorcita dijo...

Sabe q desde ahora petigordo es mi nuevo insulto favorito!! Te lo re voy a copiar (no me vas a bochonear, no?)

Muy bueno!!! Saludos

Javier dijo...

me imagino que las jodas/buchoneos de ahora deben ser más pesadas, al estilo de:

"Seño, el colorado Gariboti se estaba garchando a la trolita esa de Romero y no sólo que antes les pinchó el forro sino que los fotografió y juró subir las imágenes al flog."jodas y buchones eran los de antes.

PD: che, en serio del Opus...? :S

Mauro dijo...

Cuaderno de Terapia va a ser una nueva sección donde voy a plantear algunas de mis obsesiones, fobias, psicopatologías y todo lo que se me escapa de los parámetros de normalidad.

Las/os psicólogas/os que quieran son libres de analizar.

El Gato Vagabundo dijo...

O sea, te recagaron a trompadas durante todo el secundario y estas buscando una justificación para tu lucha pacífica.

Esta bien, a mi me apuraron un par de veces y me fui al mazo, y hasta tercer año en que me hice punk e hijo de puta, me tuvieron de hijo. Después le arrugué los dientes a un par y me dejaron en paz.

Igual te lo merecias por buchón, aunque los soretes esos se merecian la expulsion por hijos de puta.

Anónimo dijo...

muy buen artículo, me devolvió la risa por un rato (risa genuina, sin impostar)
este capítulo va para cuando publiques el libro ?

Lucy In the Sky dijo...

bravoooooooooo!
me saco el sombrero por lo de petigordo y su excelsa vlentia buchona...

yo tmb era buchona!

y lo disfrutaaaaaaaaaaba

kokó dijo...

"En un año había pasado de estrella del prime time a reidor de reality" Sublaim

Anónimo dijo...

La verdad, un asco. Merecías que te cagaran a trompadas.

Martin

Viejex dijo...

A pesar de la mala fama de los buchones, tengo que decirte que tenias toda la razón del mundo. Y unos huevos ASI de grandes.

Federico dijo...

A mi me pasó algo similar, pero con la diferencia de que yo no elegí ser buchón en ese momento.
En un recreo de primer año, por alguna razón no había bajado al patio y me quede en el piso de rectoría, donde estaban los baños.
Entonces viene la rectora y me dice "Entrá al baño y avísale a los que están adentro que salgan, QUE SABEMOS QUE ESTAN FUMANDO".
Yo me quedé impávido, aterrorizado. Sabía bien que los que estaban adentro eran gorilas (físicamente, no ideológicamente) de 5º año. Hacer eso era cavarme la tumba.
"Ehm..." dudaba yo.
"Dale, entra y pateales la pierna por abajo de la puerta" me alentaba la rectora.
Fue 1 minuto que pasaron como 2 horas. Finalmente, salieron por motus propio, y lo primero y único que vieron fue a la rectora con un pendejito bajito y chiquito de 1º año, con toda la pinta de haberlos buchoneado.
Nunca me voy a olvidar la cara con la que me miró el mas alto y grande. Sus ojos, mezcla de furia y sorpresa, claramente me decían: "Mañana sos mi desayuno".

Pedro dijo...

Me caen mal los buchones jajaja

Fernando dijo...

¿Aráoz y Mansilla?

Tomás Eloy dijo...

El problema fue que a esa edad uno todavia no vislumbra las consecuencias en toda su magnitud.
Ideal hubiera sido llevar a una profesora para que los vea y permanecer a la sombra, o mejor aún entrar al aula y que te vean, usando ese dato para extorsiones...

Un amigo vive a una cuadra de ahi. No entiendo porqué la naturaleza junta a unas putitas hermosas con Gorditos Cara de Cuasimodo (futoros 1ra linea de Pucará) y Flaquitos Granosos desgarbados cara de pajeros- ( Futuros Abogados, Economistas, hijos de famosos, Vagos Profesionales,etc)

Anónimo dijo...

claro.. ahora entendemos todo!!!!!!!

esto era lo que necesitábamos saber para explicar muchas de tus conductas!!!! datos de tu oscura infancia bajo amenazas golpizas y triste exclusión...

a lo ChicheG. haría un RE programon con todos estos datos...

sobeeeee, m.

Vulgar dijo...

Las cosas que uno se viene a enterar despues de tanto tiempo. Algun dia yo te voy a contar mi historial educacional y nos vamos a reir juntos. Aunque nunca fui buchona !!

Santiago dijo...

Yo no fui buchón pero sí un pionero involuntario en el uso de armas químicas.

En la primaria, siempre nos corrían para pegarnos los que estaban un grado arriba de nosotros. Un día, quedé rezagado, me acorralaron y empecé a rezar como para que no me dejen en silla de ruedas después de la golpiza, cuando me tiré un pedo tan podrido que hasta a mí me dio asco, y ni hablar de mis hasta entonces verdugos, que huyeron despavoridos ante tal aroma cloacal.

Así es, señor M. A ud. alguna lo salvó un pedo? a mí sí. Puedo decir que literalmente me salvé de pedo.

PD: A pesar de su potencia, no vino acompañado

Sujeto Tácito dijo...

Nada bueno salió de Riobamba y Santa Fe... solo tenes que escuchar Banda de Turistas.
En cuanto al tema del buchoneo: en este caso en particular te banco. Porque hay joda, y hay bardo de malcriado. Una vez en mi coledgio para qaprobar historia de 2do la profesora me dijo "si usted se hace cargo del acto del 25 de mayo, yo le apruebo el trimestre" y ahi fui nomas, le dije a mi vieja que entre puteadas termino haciendo 300 pastelitos de membrillo... cuando los reparti en el colegio vino un buchon y me dijo: "che, deja de repartirles a los de 1ro que se los estan tirando entre ellos como monos con caca" Y gracias a ese buchon pude tener mi venganza...

L. dijo...

Qué hermosa anécdota.
Me emociona saber que la semilla de la maldad se fué gestando en usted desde los tiempos de Lokipen, Pablito Ruiz y los Thundercats.
El poder para embaucar a un niño (siendo usted también un niño) y que caiga prisionero de un plan tan bien diseñado desde el punto de vista estratégico, es algo que me ha dejado atónita.

Por otro lado, disparó en mí un vago recuerdo que tenía de una práctica que era recurrente en mi infancia: invitaba por separado a dos compañeritos a mi casa para jugar; a uno lo citaba a una hora determinada y al otro un tiempo después. Al que llegaba primero lo convencía de esconderse en el placard de mi habitación y al segundo lo incitaba, mediante artimañas muy hábiles, a decir cosas espantosas sobre el que estaba oculto. Así era como después de lograr una gran declaración de odio por parte del que estaba afuera, abría la puerta del placard con una sonrisa siniestra, para que saliera el que estaba escondido ante la mirada perpleja del bocafloja.

Hoy en día temo haber tenido durante años la sangre de Rolando Graña y su afición por las cámaras ocultas, corriendo por mis venas.

Por último, ser buchón no tiene nada de malo: es el último as en la manga que tiene el niño que no fué genéticamente favorecido para ostentar una contextura física monumental.

Anónimo dijo...

Ahora me cierra todo.
Esa personalidad introvertida, extrovertida solo en el teclado es exactamente la de buchonazo y castigado por sus compañeros.

Lo compadezco

Morguesana dijo...

PRiIII

Mauro dijo...

Doctorcita: si la escucho, buchoneo.

Javier: Hay varios colegios y universidades del Opus, siendo objetivo suelen ser de muy buen nivel académico.

Gato Vagabundo: me surtieron decenas de veces, mal. Encima tenga en cuenta que odio el fútbol, que era la única manera de ganarse el respeto de esos primates con corbatín.

Anónimo: gracias! En el subte leí el otro día "editamos su libro por $500" o algo así. No sé!

Lucy In the Sky: la gente no entiende que hay que ganarse la complicidad de los testigos. Sigamos buchoneando y haremos de este un mundo mejor.

Kokó: estaba en la cresta de la ola y me tapó el agua.

Martín: Debés ser de esos fracasados que a los 40 siguen diciendo que la mejor época de sus vidas fue el secundario. La vida real te va a hacer notar lo patético que sos, tené paciencia.

Viejex: el izquierdo un poco más! Cuando se es joven se tiene un miedo atroz a ser la víctima del bando hostigador, pero alguien debería saltar un poco más por los débiles.

Yo ya estaba jugado después del primer buchoneo, lo mío no fue una elección ajaja.

Federico: jajaj me hizo acordar una vez que los de 5to nos hicieron una encuesta anónima que yo respondí en joda y cuando la leyeron volvieron y dijeron "este nos hizo cagar de risa... quién fue?" y salté y me dijeron "listo, te vamos a cagar a trompadas". Nunca estuve más asustado en mi vida.

Pedro: jajaja justo vos.

Fernando: Araoz y Juncal, Instituto Leach.

Tomás Eloy: vio como es? injusticia en estado puro. Hoy mandaría carta anónima, pero el gusto de buchonear me lo doy igual.

Malu: plis, ese mundo de presión no duró toda la vida, después en la facu todo volvió a su estado natural, sobe.

Vulgar: Cuente.

Santiago: jajajajajaja buena técnica.

Sujeto Tácito: mierda que le salió cara esa materia!! No sé ni qué tocan esos, gracias a Dios.

L: este comment va al próximo homenaje al lector. Capaz que hasta en negrita. Usted es una perversa.

Anónimo: ¿los introvertidos son buchones? Los excluídos no lloran ni cuando los golpean 25 pibes a la vez, los rebeldes lloran desconsolados frente a todos el día de la amonestación número 25°. Fijate bien de quién te compadeces.

Emmanuel dijo...

Yo fui buchón con mis compañeros (no amigos), a fin del año pasado. Pero en lo que va de 5º año ya me reivindique como buena persona y se fue el estigma de buchón :) !

L. dijo...

jajajaj qué honor!

Lo que no se imagina es lo que tuve que hacer para reinventarme y seguir haciendo maldades, porque en cuestión de meses ALGÚN BUCHÓN corrió la bola en todo el grado para que ninguno de mis compañeritos (las pocas víctimas que restaban) acepte invitaciones a mi casa.

Ahora creo que empiezo a entender por qué tuve que recluirme en el sur del país, con un clima hostil y bajo un seudónimo.

Puta Desgraciada dijo...

Soy de las que tiene un humor del pedo, hay situaciones en que todos se rien y yo no, lo que más me emputa (si es que existe tal palabra) es que piensen que no entiendo el "chiste".

Programas como el Chavo del Ocho son los cimientos de que hayan muchas risas fingidas o el puto Ja jaa del chat (me cortaría los dedos de las manos, apostando a que pocos en realidad se rien frente al monitor mientras ponen el ja ja).

Soy de las pocas pelotudas que lee (esta vez) 23 comentarios...

Lo digo en voz baja: Disfruto más con la perversión y maquiavelismo que plantean los lectores de su blog. Gracias por sacar tanta maldad a flote :D

Luciano dijo...

para ser buchon hay que tener mas huevos que para guardar silencio, si a un rugbier con un cogote como paquete de yerba, le cuesta mas armar una oracion con mas de 15 palabras que hacerse el boludo con la cabeza gacha, como para hacer un scrum...

Anónimo dijo...

Me convenciste... al final ser buchón no es la peor de las traiciones!

Mauro dijo...

Siento que se me acaba de ocurrir la mejor campaña web para celulares del año.

Pero ayer sentí que había hecho el mejor titular del año para un producto Premium. Y hace 10 días sentí que había hecho la mejor campaña teenager del año. Y hace 15 días que había ideado el mejor evento lanzamiento del año.

Así que quizá sólo sea que me creo mil.

Elian Femia dijo...

JJAJAJAJAA no lo tomes a mal pero el buchoneo no es bueno para nadie. Y Jack Bauer algo nos ha enseñado algo al respecto. Lo ue te pido es que nunca caigas en una carcel, no solo porque se te caera el jabon en cada bañada, sino que nos vas a dejar sn estos posteos tan graciosos.
No estuvo mala la intencion, pero siempre tenes que ver el entorno. Nunca delates a un politico cuando la autoridad es otro politico. Y mucho menos delates en una escuela de inadaptados a otros tan inadaptados como los Directivos. Eso tenia que haber servido para negociar. Per en fin, asi fue vivido y valio la pena tu historia.
Abrazos
http://alotroladodeldivan.blogspot.com

Anónimo dijo...

RE que te creesssssssssssssssssssssssss millllllllllllllllllllllllllllll
....

...RE....

por eso adoramoslonN M. :)

sobe, as usual....
m.

Gastón dijo...

Creo que a veces se confunde buchoneo con mediocridad.

Los mediocres adquieren, como dice José Ingenieros, el "alma de la sociedad", imitando a quienes los rodean, pensando con cabeza ajena y siendo incapaces de formarse ideales propios.
Como un rebaño viven regidos por dogmas obsoletos y caducos que otros imponen. Peor aún, ajustan su hipocresía y carácter a las domesticidades imperantes.

La propia personalidad comienza cuando uno se puede discrimar y diferenciar de los demás, para sobreponer los propios ideales por sobre las rutinas de los demás.
Sería como el sentido común, colectivo y rutinario y el buen sentido que es individual, discierne y es innovador.

A veces desadaptarse del medio es saludable para ofrecer una variación propia.

Creo que se desliza en el comentario de la profesora, "te pasaron a la otra división para emparejar".
Y sí, pedazo de descarriado buchón insaciable. ¿A qué especie de bípedo se le ocurre delatar a los macacos irresolutos que destruyen las instalaciones escolares?
Había que emparejar para que usted se pareciera más al orejón, al petigordo, al de los cachetes de Kiko y ese otro con cara de pelotudo.

¿No fue el colegio el buchón en este caso, aplicando los parámetros mediocres de denunciar estigmatizar al que piensa distinto?

Thomas dijo...

Mauro, primero de todo, quiero decirte que leo tu blog desde hace un par de meses y me parece buenísimo, me divierto mucho con tus posts.
Nunca firmé por que no tenía blog, pero ahora me tomo el atrevimiento.

En cuanto a este post, yo nunca hice macaneadas, siempre fuí un chico bueno, tranquilo, con mi grupo de amigos tranquilos. Hasta 4º año era un pan de Dios. Después, por algún motivo inexplicable, conocí nuevos amigos, hicimos enormes quilombos, prendidas de fuego, borradores "on fire" volando por la ventana, cabezas de pescado y bombas de olor, tachos incendiados, cambio de personalidades acompañado con embarazos espontáneos, dibujos fálicos por todos lados y demas, creo que nunca me divertí tanto. El bandalismo es parte del colegio, si no, después lo extrañas y pensas que no hiciste todo lo que podias hacer.

Nunca se me hubiera ocurrido lo de la pisada de mierda, pero me hubiera gustado expandir ese potencial quilombero que apuntaba tener en un principio.

Saludos, seguiré pasando!

Thomi,. :)

El Cíclope Catódico dijo...

No entiendo... lo de "destrir literalmente los muebles" era una "joda" del orejas, el gordo, kiko y el bolo?
no entiendo la joda... eso es vandalismo... puede ser llamado viveza, azaña, etc por parte de los perpetradores, pero "JODA"?

Es asi o no entendi todo la intro, el cuerpo y el desenlace?

Nahuel dijo...

Soy primero mejor amigo, luego compañero de facultad, después futuro socio comercial y finalmente ex compañero de secundaria del Thomas que escribió su experiencia en el colegio (que también fue la mía) un par de comentarios arriba de éste.

Después de resaltar humildemente esta boludez paso a decirle que su creatividad tiene un buen balance entre profundidad oscura, senderos inexplicables y superficialidad desmedida, y me alegra que trabaje con ella.

Por mi parte aspiro a ser director de cine publicitario y me regocija la idea de algún día llevar a la pantalla alguna idea suya.

Sin más que decir, seguiré leyéndolo.

Nahuel.

La espina dijo...

ozɐɔo|әɹ әpәnb oƃɹɐ| ʎnɯ ɐdɐd ɥn

Anónima dijo...

Buchonear a alguien que detestás es un placer sin igual. Quizás la más baja de las venganzas, defenestrar revelando cosas irreproducibles sobre aquél que quiso pasarse de vivo. Ojo ojo, sólo para casos extremos.
Cuando era adolescente todavía, una "amiga" me traicionó muy feo. Le hackeé la casilla a su novio y le reenvié a ella todos los mails del chabón con la amante. Qué placer. Sí, es de rata inmunda lo que hice, pero no me arrepiento.
P/D: no fue un buchoneo pero me acordé y quería compartirlo.

Mauro dijo...

Emmanuel: es como un adicto en recuperación, puede volver a caer cuando la tentación sea más grande.

L: yo una vez me escondí en el baul de un 405 para escuchar algo así. Estuvo de lujo.

Puta desgraciada: el trabajo de reidor tiene una raíz común con la del testigo falso, pero tiene mejor marketing.

Luciano: jajajaj me mató el "como paquete de yerba".

Anónima: sos de convencimiento fácil, ojo!

Elian Femia: el buchoneo también tiene sus sutilezas pero yo aún no estaba doctorado en esos menesteres. Hace poco leí en su blog que se estaba midiendo la nariz en el consultorio (o era la oreja?) y me hizo cagar de risa.

Malu: 1000. Mal. Mal. Mató Mil.

Gastón: un día voy a decir que yo me autopublico comentarios con su nombre. No voy a aguantar la tentación.

Thomas: fue una etapa en la que estábamos obsesionados con la mierda. Después nos obsesionamos con las palomas y les tiramos pan a la calle para que las pisen los bondis. Después fue escondernos en el baño de las chicas, después la adulteración del instrumental de la escuela. No teníamos límites.

Cíclope Catódico: Supongo que si no te agarran y quedas impune, lo máximo a lo que podés aspirar es a que la cataloguemos como joda básica de púber alzado.

Nahuel: amé su descripción. Muchos éxitos en la dirección de cine publicitario, yo estoy más en BTL (internet, promos, eventos) pero nunca se sabe dónde terminás acá, así que ojalá!

La espina: me generó una tortícolis jodidísima.

Faco dijo...

Muy loable su actitud. Muy bien Mauro.

86641 dijo...

Jajaja pobre flaco...
mira, yo no hubiese buchoneado, pero si tenés fundamentos, esta bien hagas lo que hagas

Como me rio leyendo lo que escribis jaja, un fenómeno, buchon, pero fenómeno al fin

saludos

Mauro dijo...

Llegué 11 y 20 con un vaso de Pisco Sour en el estómago.

Empecé a trabajar a la 1 y a la media hora me fui al gimnasio. Volví a las 3 y a las 4 bajé a merendar leyendo el Clarín en el kiosco: un estudio de una Universidad dice que las mujeres más bobas (el diario lo llama "inmadurez emocional") son anorgásmicas.

Posta no sé quién me creo que soy, sólo pienso en mi Pisco Sour.

Anónimo dijo...

Lo leo hace bastante, comenté algunas veces. Nunca imagine que hubiera salido del "patio Mitre"...Buchón? En ese colegio? Agradezca que le llevo unas cuantas "camadas"...En la mía, llevamos hasta Pacheco esposado y con plumero en el culo a uno...Rescate par Ud. que supero los 5 años, la "observación intelectual" es un recurso que solo actualmente permite suplir la testosterona; ya entonces, era Ud. un vanguardista.

Mx

Gastón dijo...

No hay ningún problema que lo haga Mauro, siempre y cuando sume para el blog.

Que rico es el pisco sour!
¿Lo tomó en una reunión o la ingesta fue en solitario?

Mauro dijo...

AMO A MILI LOPEZ SAUBIDET.

http://www.youtube.com/watch?v=CJXeNRXszlM

L. dijo...

jaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaajajajajajajjajajajaj me mata el viejo de Mili! Se le fue la paciencia al carajo.

Tocayo de dijo...

el otro dia estaba con mis amigos y nos pusimos a buscar una frase de Dr. House donde lo jode a negro con eso de ser negro, porque queriamos joder a un amigo...que es negro.

Y buscando uno encuentra un link de todas frases de House, sigo leyendo y me choco con un Sr.Mauro !

http://foros.hondaclub.com.ar/showthread.php?t=49273

hijo de puta!

Les hubiese pasado el link de tu Blog si no estuviese lleno de comentarios mios. Asique ni en pedo.

Se re cagaron de risa con las cosas de los pisteros.

Mauro dijo...

Faco: gracias!

86641: si hubiera sabido que iba a convivir 5 años con esos malvivientes, yo tampoco hubiera buchoneado.

Mx: no me acordaba que se llamaba Patio Mitre, sí me acordaba de Pacheco y mis excusas inverosímiles para zafar de esas olimpiadas nefastas y sus medallitas de confeti.

Gastón: No lo haré, pero sus comentarios son geniales. Me eché un buche tipo Listerine en la heladera antes de partir al trabajo.

L: la amamos. El embriashhhh...

Tocayo: cuando yo digo que tengo un gen pistero no miento, ve?

Anónima dijo...

Ay me saca las palabras de la boca, EMBRÁSHHHH!! Es una capa la minita, yo en su lugar no me aguanto las ganas de azotarle la cabeza contra el tablero hasta engramparle las rejillas de ventilación. Cómo no chocar.

harriet dijo...

hace un par de meses qe leo el blog y realmnente es genial me muero de risa y aprendo alguna qe otra cosita de vez en cuando jajaj
leyendo me parecio qe ibas al mismo cpolegio qe yo...instituto leach o algo asi no recuerdo muy bien cmo se escribia, qedaba en araoz entre juncal y french...puede ser?
me siento la tipica boluda qe busca coincidencias por ahi pero bueno (:
saludoss y genial elb log

Agustina dijo...

Tengo memorias muuuuy parecidas con mi padre, pobrecito... se necesita de una cierta paciencia enseñar....

http://www.youtube.com/watch?v=lXrUSVQ5k78
como puede ser..?

harriet dijo...

fuck no se qe hicce peor parece no se mando el mensaje ....bueno resumiendo muy buen blog y puede ser qe el colegio era el instituto leach? me acuerdo cuando lo cerraron y me tuve qe ir de gira por los distintos colegios d la zona :S

Mauro dijo...

Si! Iba al Leach, todavía me acuerdo de Miss Lily y su pelo turquesa. En qué año naciste?? Me parece que sos modelo más nuevo igual.

Gastón dijo...

Se lo merecía por viejo autoritario y por decir Embriash! lpmqlp.

Plancha, polara, escape, chip y filtro para Mili!

Divina la gordi.

harriet dijo...

sisi mas nuevo...yo iba a jardin cuando cerraron ajjaa pero em acuerdo muchas cosas mas cosas de ese qe de los miles de colegios por los qe pase...cada vez qe paso por donde estaba me acuerdo de los actos qe se hacian en el lugar de enfrente qe sigo sin entender qe es

harriet dijo...

miss lily se pintaba el pelo cn una tintura para qe las canas no se le pusieran amarillas y cuando se iba desgastando se le ponia turqesa el pelo...las cosas qe se aprende de la nona

Anisett  アニセット dijo...

que ganas de pegarle un palo en la nuca a la pelotuda de mili! pensar que prefieren estas cosas a tomarse un bondi, son asquerosos.


yo lo que no entiendo es por que ponen el nombre completo de la piba, tendrá facebook?

Ignacio Camara dijo...

muy loco lo tuyo...
creo que hay distintos tipos de buchon, y en tu caso fue un buchon necesario... hoy por hoy el petizogordoorejon deben pensar, que pelotudo las cosas que hice...

en fin entretenida historia

Mauro dijo...

Hoy estaba cenando en un restaurant con una parejita amiga y una vieja empezó a tocer como loca. Entonces la hija le empieza a golpear la espalda pero brutalmente.

5, 10, 15... 50 golpes bestiales, cada vez más fuerte y la vieja seguía tociendo. En eso mi amigo dice: "No miren! o vamos a tener que salir de testigos!".

Jodídisima la mirada que nos echó la hija pero la vieja, después de 100 golpes zafó.

Pablo dijo...

jajajajaja, boludo, que mal que te pase eso, te re banco!

colesterol dijo...

jajaja
excelente blog te felciito hermano!
saludos y exitos