lunes, septiembre 29, 2008

Un día en la vida de...

El portero de mi edificio es uno de los mayores delincuentes jamás vistos. Bajo la fachada de un salteño simplón se esconde uno de los seres más maléficos que haya conocido. Hoy este energúmeno disfrazado de buen tipo esperó a que me vaya a trabajar para tocar el timbre de mi morada y hacerle el cuento del tío a mi novia.

- Vengo a recordarles que no pagaron las expensas.
- ¿No las pagamos? Uh, se me habrá olvidado.

Y le pagó las expensas. Acto seguido, sus genes de mujer potenciados por los vaivenes hormonales propios de una embarazada la obligaron a recriminarme telefónicamente el descuido “para con el nido gestacional”:

- Estamos a 29 y no pagaste las expensas…
- Sí que pagué las expensas, ya están pagas hace rato…
- Recién vino el portero a cobrármelas.
- ¿Y le pagaste de nuevo?
- Y sí…
- ¿Qué, qué, qué? (quenanananana…)

Ese ente malicioso había pergeñado un plan macabro y lo ejecutó milimétricamente. Yo estaba atado a mi jornada esclavizante ultimando los detalles de un trabajo, pero por dentro sólo pensaba en reventarle el cráneo con un martillo mientras de fondo sonaba un tema de Phil Collins que me llenaba de paz reconfortante. No podía pensar en otra cosa.

Más allá del disgusto originado, el hecho no hizo más que evidenciar el cerdo codicioso en que me estoy convirtiendo y me ayudó a elaborar la teoría que planteo a continuación: el dinero en la pareja no es sólo dinero, es un factor de control y dominio, un elemento narcótico y sustitutivo. El dinero es la vía de escape a la monotonía. Es el medio que promueve el movimiento esencial de los hombres en el sentido de Heráclito y los filósofos del devenir (esa frase se la dedico a todos los putos de Sociales de la UBA que terminan de cursar Filosofía II a los 43 años y por eso no saben de qué hablo). En “mis años mozos” yo cambiaba de mujer como de calzones, paliando así mis carencias de renovación material. Pero durante la convivencia el desconocido mundo de la fidelidad demanda una tele nueva, una cámara de fotos con un megapíxel más, un reloj con más agujitas, o tunear el auto. O tunear a tu mujer. Lo que sea va a estar bien. El capitalismo todo y la codicia más exasperada giran sobre las bases de la frustración sexual. Cuando se ponga en tela de juicio la moralidad de la monogamia los cimientos del capitalismo va a derrumbarse. Le pongo la firma.

La cuestión es que, encolerizado, llamé al administrador 4 veces y nunca me atendió. En el primer mensaje dejé mi teléfono para que me llame. Mientras tanto me compré un reloj en Mercadolibre con la convicción de “mejor me gasto toda la guita antes de que alguien me la afane”. Un razonamiento bastante reprochable a la vista de que era el dinero de la cunita del bebé. En el segundo llamado opté por la vía de la ironía (“¿Pero en qué cabeza cabe que venga el portero a tocarme el timbre porque no pagué las expensas? De ahora en más que sólo me toque el timbre para informar un incendio o el derrumbe del edificio. Desde ya muchas gracias”). En el tercer llamado opté por la vía de las amenazas y en el cuarto pedí disculpas por el exabrupto (“Estaba muy nervioso cuando dije que los iba a matar a todos si no me atienden el teléfono…”). Finalmente, y como detalle anecdótico ante mi teoría revolucionaria, les informo que recuperé el dinero que ese cerdo detestable me estafó y mi reloj nuevo es una bomba mal. Tiene más agujas que costurero de ancianita.

viernes, septiembre 26, 2008

Es así

La gente que va a los castings nunca queda seleccionada. Siempre e indefectiblemente va a quedar la gente que acompaña a la gente que va a los castings.

jueves, septiembre 18, 2008

UBA

Cada vez que escucho a los estudiantes de la UBA hablar de ese magistral chiquero gratuito siento que me agarran convulsiones. Sus muletillas “esfuerzo” y “dificultades” me generan una violencia inusitada, pero la que más me crispa los nervios es su frase emblemática: “en las otras te recibís cómodo y pagando, la UBA te prepara profesionalmente”.

¿Desde cuándo es un aprendizaje para la vida profesional la convivencia en clase con 3 vinchucas chagásicas y 2 ratas con hantavirus? Esto no es Karate Kid II y ustedes no son Daniel San manga de pelotudos.

Conmovedor testimonio gráfico.

miércoles, septiembre 17, 2008

De cineasta

Hoy almorcé con mi amigo Juan, ex estudiante de cine en la FUC, y me contaba que dejó la carrera. En parte fue porque los profesores le pedían a él que explique todos los tecnicismos posteriores a 1982, en parte fue porque milita en la extrema derecha y no encajaba bien en esa madriguera de zurditos pusilánimes; y en parte fue por el hecho que relato a continuación.

En la clase de guión una chica estrenó su corto “Kate Moss y la decadencia social” (¿En qué cabeza cabe?). El corto consistía en una gordita que comía chocolate en un pote típico de perro. Obviamente sus rosagantes cachetes eran un enchastre de pastiche marrón que bordeaba lo escatológico. Todos miraban analíticamente mientras sostenían sus mentones poniendo cara de entendidos (es re de cineasta pelotudo tener el mentón pesado) y el esquizofrénico de Juan obvio que se descostillaba de la risa. Cuando vio que todos las miradas inquisidoras apuntaban a él, decidió tomar cartas en el asunto.

- “Nah.. nah... yo me voy a la mierda”.

Y nunca más volvió, truncando su carrera de cineasta tras 7 meses de cursada. Allí murieron todas nuestras esperanzas de ver cine nacional sin pobres ni Francella.

Creo que también influyó que uno de sus compañeros estaba empecinado en registrar un guión en el que “los Super Amigos se habían vuelto amarillistas y querían matar a Aquaman para vender más revistas de historietas”. El día que un estudiante de cine haga un blog de humor yo cierro la cortina.

martes, septiembre 16, 2008

Pañales

Un nene y una nena de 2 años juegan en un playroom. Coquetean, se miran, ríen. De fondo suena un tema romántico de Rod Stewart o Michael Bolton que crea un clima inequívoco. El nene arma construcciones con cubos de diferentes tamaños y la nena lo mira con admiración. De repente se escucha una flatulencia y el nene se paraliza: se hizo encima. Entonces el bebé dice algo y abajo se subtitula: “te juro que es la primera vez que me pasa”. La nena aplaude riéndose y abajo se subtitula "está bien, no pasa nada".

Entonces se sobreimprime la marca del pañal y al rato comienzan a venderse millones de pañales.

Inocente o culpable

A veces siento que tengo la obligación moral de tirar postas todo el tiempo, creo que es una presión que ustedes me impusieron. Por eso estoy totalmente bloqueado hace 2 días con una cuestión que no puedo resolver. Sé claramente que no voy a poder retomar el curso natural de mi vida hasta dilucidar la inocencia o culpabilidad de Michael Jackson.

Es un hecho que Michael abusó de un par de pibitos. ¿Quién puede dudar de eso? El tipo está loco: le gusta acostarse con infantes, manosear purretes, pincelear gurises. Como quieran decirle.

Pero el tipo también hizo “Heal the World” ¿entienden? ¿Cómo un tipo que devuelve la esperanza a 5 mil millones de personas puede ser mal tipo porque se tiró 3 o 4 pibitos? ¿Tiene crédito?

Por un lado, si hay algo más espantoso que un degenerado "a secas" es un negro degenerado. Pero por otro lado, si hay algo más cool que un artista con conciencia global y toda la onda es un artista negro con conciencia global y toda la onda.

¿Puede Michael ser culpable de algo cuando hizo esto? Ok. Se comió 3 o 4 pibitos, pero hizo "Heal The World". ¿Qué hacemos con Michael?

viernes, septiembre 12, 2008

Fumate esta

Los rastafarios llenaron páginas de libros contando los beneficios de esa inocente planta que les da la tierra y que, a diferencia del cigarrillo provisto por los gigantes capitalistas, no es nocivo para la salud.

Ahora resulta que el humo del incienso que esta gentusa prende para no apestar a cannabis, es cancerígeno.

Fumate esta.


Que alguien haga algo

Los famosos tienen tiempo de sobra para pensar pelotudeces. Por eso son seres sumamente propensos a invertir 16 millones de dólares para salvar una ignota especie en extinción de algún país exótico (“tipo Uruguay”). O irse a la India, conocer al Dalai Lama y terminar ingiriendo alimento de engorde vacuno hasta el fin de sus días por cuenta y orden de un chinito pelado que dice manejar toda una nación y sin embargo se cubre con harapos y anda en pata. Un hombre que exhibe sus pies no es respetable.

Otros prefieren engullirse una placenta, llevar las cenizas de sus Caniche Toys muertos a la estratósfera o llenar los techos de sus mansiones de paneles solares ignífugos que convierten sus casas en un potencial Cromagnon. Pero de todas las estupicedes que hacen los famosos la que más me enerva es que dejen sus respetables religiones occidentales para volverse budistas.

¿Dónde mierda se vio seguir la religión de un tipo que se pasó la mitad de su vida promulgando el mitigamiento de las pasiones y después se murió de un atracón con carne de jabalí? Es ridículo, no aguanto más, alguien tiene que ponerle coto a esto.

Máxima de los 200 contactos

Estoy totalmente persuadido de que toda la gente que tiene más de 200 contactos en Facebook están incubando una venérea. Puede que aún no sea visible o que aflore como un brote esporádico cuando tienen las defensas bajas, pero es cuestión de tiempo para que se les forme una costra rígida como nido de hornero que les cubra los genitales por completo.



Air Guitar Asesino

Nos pidieron que vengamos 2 horas más temprano. Prendo la compu y perdí la punta de la promo. Ya puse Papa Roach y ahora estoy buscando si alguien vende lanzallamas en Mercado Libre para matar a todos haciendo Air Guitar con el arma.

Tienen que ver ese video de Air Guitar.

jueves, septiembre 11, 2008

Votenmen


Si quieren que haga al perro a la cacerola, hagan click acá. Si por el contrario se apiadan del animalito y quieren que lo salve, hagan click acá.

Bueno, no sé cómo pasó esto pero voy primero así que les agradezco. Igual vótenme una vez más que googlée al que va segundo y se confirmaron todos mis miedos: es medio "Murray Bosinsky" (ingeniero en sistemas o algo por el estilo) así que a no confiarnos.

Lo bueno de todo esto es que sólo los voy a joder hasta el martes, día en que cambia la semana.

miércoles, septiembre 10, 2008

Literatura de Gorda con Bombacha Beige

El sábado me topé con el libro de Carmen Barbieri. El título era “Soy XL. ¿Y qué?” y tenía a la gorda de sonrisa demoníaca en la tapa. Auguro un futuro Best Seller.


En los últimos tiempos asistimos al surgimiento de un nuevo tipo de literatura. Así como hay biografías, ensayos, novelas y ficciones: hay textos de Gorda de Bombacha Beige. Una categoría que intenta alinearse dentro del rubro autoayuda pero, dado el colosal volumen de sus compradoras, es ubicado en una góndola aparte que favorezca el tránsito de la gente dentro del local.

El origen de esta desgracia se remonta a los albores del siglo XXI, tiempo en que las Gordas con Bombacha Beige -ya cansadas de ser ridiculizadas por los personajes de Gasalla, Pinti y Miguel del Sel- tomaron conciencia de su volumen y se erigieron como una de las Tribus Urbanas más numerosas de nuestros tiempos. Mucho antes que los emos, los floggers y los cumbianchas coparan la escena mediática. Por eso era cuestión de tiempo que comiencen a aparecer los primeros contenidos generados para este tumulto de humanidades colosales que azotan el mercado demandando productos específicamente pensados para ellas.

Me dispuse a hojear la obra en cuestión y descubrí una problemática inaudita por su ridiculez: capítulos y capítulos para describir una dieta inhumana cuya única finalidad es encerrarse dentro de un vestido amarillo en un casamiento (y terminar como un Big Bird amatambrado). Hojas describiendo los agotadores malabares que realizan para embocar sus titánicos anos en los diminutos inodoros de un avión (con la indignación propia de una persona convencida de que el mundo entero el que está fuera de escala).

¿La misma tinta que recrea las grandes batallas de la Historia Universal se usa para describir la magnética tentación de los carbohidratos en la vidriera de una panadería? ¿Cuántas veces más vamos a leer sobre las crueles exigencias de una moda “tiránica” que las obliga a usar edulcorante? (adoran decir que la moda es "tiránica", en el sentido de que Jéssica Trosman y Paula Cahen D´Anvers serían una especie de Nerón posmoderno).

Paremos ya con este mamarracho. Si algo acá no tiene mesura es la victimización y el derrotismo de estas mujeres. ¿Acaso la Tota Santillán no bailoteó el adaggio en la pista a pesar de su monumental corpulencia? Eso es instinto de superación, carajo mierda. Usar edulcorante no es ningún castigo para nadie.

Sin embargo vislumbré una oportunidad de negocio.

¿Qué esperamos los pelados para tener nuestra propia literatura? ¿Quién va a relatar con prosa nostálgica aquellos tiempos felices en los que teníamos la melena de Leon-O? ¿Quién va a describir los penetrantes fríos del invierno colándose entre los “chapines” raleados de esta pobre gente? ¿Y el ardor de esos veranos incandescentes que nos dibuja un kipá colorado en la azotea? ¿Quién va a describir la calvicie como un lento proceso, como la muerte lenta y dolorosa del bulbo capilar? ¿Y quién nos va a dibujar un mapa esquematizado de la urbe porteña señalándonos la ubicación exacta de todas las dicroicas que ponen en evidencia los faltantes? Suena ridículo y de hecho lo es, compadecerse de lo que no podemos y ubicarlo como denominador común.

martes, septiembre 09, 2008

Votenmen

Ahora van a hacer click en el banner de arriba a la derecha y votar mi foto porque quiero ganarme la bici playera. Ya estudié las medidas y me entra justo abajo de la cuna del bebé. Este blog también cede ante el vil metal.

http://www.promoquieroganar.com.ar/?idFoto=000000407

UPDATE: FOTOS DE CUMBIO EN PELOTAS.

lunes, septiembre 08, 2008

Memorias de mis Putas Tristes 4

En el 2003 me ganaba la vida trabajando en la producción de un programa de cable de éxito rotundo y sueldos famélicos. Lo peculiar de la experiencia es que trabajaba desde mi casa, circunstancia que me permitía fusionar la tediosa jornada laboral con maratónicas sesiones masturbatorias que día por medio me dejaban al borde de la pérdida de conocimiento con esporádicos episodios de epilepsia fotosensible.

Fue una época nefasta en que el onanismo coartó mi vida por completo. Mi fastuosa videoteca era el paralelo pornográfico a los 11.000 tomos de la Enciclopedia China de la Dinastía Ming y yo, dueño de un tesoro virtual de proporciones faraónicas, me negaba rotundamente a resignar su custodia.

Retomando: mi trabajo consistía en elaborar los cuestionarios de un programa de entrevistas. El desafío era lograr que el periodista luzca ingenioso y perspicaz; una gansada que, con un poco de Google y dedicación moderada, podía lograrse con relativa eficacia. Las grabaciones eran los martes y yo nunca asistía: estaba dedicado full time a una adicción desenfrenada que me ataba a la silla hasta vaciarme los escrotos mientras generaba una giba propia de Cuasimodo.

Pero un martes el teléfono sonó:

- “Venite ya. Leticia Brédice pidió conocer al que pensó las preguntas, quiere felicitarte o algo así. Creo que 15 minutos más podemos retenerla”.

Me levanté de la compu, me subí los pantalones, me olfatee un poco y me miré al espejo. Tenía unas ojeras indescriptibles… Entre el monitor y la paja parecía que mis córneas estaban jugando una carrera de embolsados. Las pupilas de pedo coincidían en el orificio del globo ocular y mi cara tenía el mismo color que una infusión de Herbalife rebajada. La autoestima se me fue al carajo. Esa calamidad que llevaba por rostro era insolucionable en el corto plazo. Sumémosle que el exceso masturbatorio te sube el umbral de apatía a niveles insospechados y la respuesta era obvia:

- “Me re da paja ir, díganle que estoy de viaje o algo…” (no sea cosa que le hiera el corazón).

A las 2 horas entré en razones. ¿Quién mierda me creo que soy? ¿Cómo fue que no salí corriendo y me caí con una caja de bombones, una flor, un peluche o una horma de queso fontina? Estaba todo muy claro. La masturbación me estaba arruinando la vida. La misma vida que se me escurría como agua entre las manos (qué pueta). Las mismas manos que usaba para sacudirme el guanaco mirando los movimientos preacordados de un millón de píxeles de colores (qué tecnicismo). Estaba indignado conmigo mismo y no era para menos, así que me decidí a ponerle punto final a ese vicio catastrófico.

El broche de oro de esta funesta etapa tenía que ser una buena profesional del sexo. No las típicas borrachinas que me venía comiendo en Salomé (un putero de Av. Córdoba al que caía a las 3 AM cansado de buscar, infructuosamente, algún porno inédito por toda la web). Tenía que ser la mejor y tenía que ser en ese preciso instante. Así que llamé a la mejor, concreté el encuentro, colgué y entré en razones. En ese mismo orden. Era de día, estaba sobrio, ni siquiera estaba caliente y estaba por ir a la guarida de una prostituta VIP a dejar medio sueldo en una hora. Nunca había vivido una ecuación tan desfavorable, y todo por culpa de la Brédice.

Me subí a un taxi y llegué a alguna de esas calles del Microcentro que nunca me acuerdo el nombre. Toqué el timbre y subí. Vicky me abrió la puerta y desde ese preciso instante se me cambiaron todos los estándares por el resto de mis días. La mina era una heroína de comic. Como un personaje de La Liga de la Justicia, como una geisha de empatía biónica e implantes mamarios de 680 cm3. Vicky pertenecía a una logia secreta de supermujeres que estudian tecnicatura en sexo. O doctorado en impostación, no sé. ¿Dónde estaba esa culpa casi medular que tienen la mitad de las putas? ¿Y dónde estaba esa felicidad eternizada de desequilibrada mental que tiene la otra mitad? Esto era otra categoría. En un momento de la experiencia estas amazonas te hacen creer que rompiste la frialdad profesional y de ahí en más no sabés dónde termina la realidad y dónde empieza la ficción. Por eso este tipo de experiencias nunca se completan en una única visita. A los 3 meses volvés, para ver si se acuerdan de vos, para ver si fuiste un capítulo diferente en el Diario de una Prostituta.

viernes, septiembre 05, 2008

De puto x 15000

Mauro dice:
para caer en el momento justo
fla dice:
s
fla dice:
e
fla dice:
m
fla dice:
e
fla dice:
c
fla dice:
o
fla dice:
l
fla dice:
g
fla dice:
o
fla dice:
e
fla dice:
l
fla dice:
m
fla dice:
e
fla dice:
s
Mauro dice:
obvio, porque es mac
fla dice:
e
fla dice:
n
fla dice:
g
fla dice:
e
fla dice:
r
Mauro dice:
esto va directo al blog
Mauro dice:
fue mi triunfo más rotundo frente a las macs
Mauro dice:
que de puto que son

miércoles, septiembre 03, 2008

De Gorda con Bombacha Beige

Es muy de gorda pretensiosa con bombacha beige negarse a mirar el Bailando por un Sueño.

La auténtica gorda con bombacha beige desprecia el entretenimiento masificado con la convicción de que ella "está para más". Por eso sintoniza Grey´s Anatomy e intenta seguirlo sin leer los subtítulos, totalmente convencida de que está cursando el First Certificate y un curso acelerado en microcirugía dictado por la Baylor´s College of Medicine al mismo tiempo.

martes, septiembre 02, 2008

Sobre la curva de producción de Colágeno y la Elastina

Cerda dice:
vas a tener un hijo
Cerda dice:
te cagaste la vida
Mauro dice:
jajajaja que cerda
Mauro dice:
son puntos de vista, obvio que ganás cosas y resignás otras...
Mauro dice:
pero prefiero ir a las reuniones de padres ahora que a los 45
Mauro dice:
cuando ya voy a tener que ir a las de tacto prostático
Cerda dice:
que boludo
Cerda dice:
no se usa mas tener hijos jovenes
Cerda dice:
eso es para la gente sin recursos
Mauro dice:
estás loca: yo - wanda nara - cabré y fandiño - florencia peña - floricienta y Kaczka - gianina maradona - gwen stefani - cristina aguilera - gastón pauls y cherri - facundo arana
Mauro dice:
no puedo estar más de onda
Mauro dice:
ricky martin
Cerda dice:
ricky martin tiene como 40
Cerda dice:
BOLUDO
Mauro dice:
mierda! como envejecen menos los putos!
Cerda dice:
me fui a trabajar
Mauro dice:
dale!
Mauro dice:
por cerda te voy a tirar una para que la pienses...
Mauro dice:
ojo con estirar el nacimiento de tu crio para cuando la curva de fabricación de colágeno y elastina de la piel no le permitan la marcha atras al talle de tus pellejos.
Mauro dice:
Pensalo
Mauro dice:
cagaste..........
Mauro dice:
beso!
Cerda dice:
CHUPALA
Mauro dice:
lalalala ...
Mauro dice:
la curva de colageno y elastina está bajando....
Mauro dice:
en este preciso instante...
Mauro dice:
3, 2, 1... 0 elastina...

Máxima de las Gordas con Bombacha Beige

Las gordas con bombacha beige están condenadas a no conseguir novios normales.

La auténtica gorda con bombacha beige termina sus días con un músico aficionado a la guitarra-órgano o un lánguido corredor de marcha atlética.

lunes, septiembre 01, 2008

Es así (Video Edition 3)

Hay gente que no entiende nada. Recién en el 130 había 2 pelotudas pasadas en edad (ponele que tendrían 28...) discutiendo que Emmanuel Horvilleur dejó a Celeste Cid porque ahora se volvió puto y se delinea los ojos.

Ni en pedo forrinas. Tras que la vejez las está alcanzando a pasos agigantados, sus análisis tienen menos profundidad que un plato playo. El tipo se delinea los ojos para sembrar la duda pero después te la enchufa sin pedir permiso. Fijate que el tipo canta “Soy tu nena” y entonces en los recitales 30.000 pendequitas re diosas (de esas que no se les apaga la chispa ni que las corra un jamaiquino con una palangana) le gritan “Soy tu nena” en los coros. ¿Entendés? Eso te deja la garcha a punto de implotar. El tipo la tiene re clarísima mal: ahora que descubrió que algunas le dicen que no, sacó el tema ese de “me gustaría hacerlo todo con tu hermana”. Por eso le dejo mi homenaje:

http://www.grapheine.com/bombaytv/index.php?module=see&lang=es&code=211f63bf03b105b159c09f22affbbc1f