jueves, enero 31, 2008

Ayer dejé el auto bajo la lluvia para que se lave un poco (deruso) y hoy aproveché y me vine a mi jornada de explotación en vehículo, rapeando a la par del flow conventillero de Lil´Kim.

Me acaba de llamar un amigo para decirme que le grabé “2 minutos 32 de alaridos de negro gesticulador en la casilla de mensajes”. Me olvidé de bloquear el celular.

Me voy a cambiar de nombre y a vivir en Uruguay.

lunes, enero 28, 2008

Introducción al Avistaje

Hoy los voy a introducir al fino arte del reconocimiento de prostitutas en vía pública. Para eso me voy a valer de un espécimen casi estereotípico que encontré el Domingo a las 4.00 PM en un ciber de la calle Santa Fé. Veamos los elementos que delatan:


1) Top rosa (que en sintonía con un jean tiro bajo casi generan un incidente de “plomerismo”).
2) Tacos de 10 cmts.
3) Peinado bicolor planchado.
4) Cartera en hombro, aún para tipear (rictus de una persona que visita al menos 10 habitaciones al día y ya perdió 5 carteras).

Elementos que, en suma, nos permiten afirmar que innegablemente estamos en presencia de una prostituta.

viernes, enero 25, 2008

Guión

Si bien lo mío no son los avisos de TV, no podía dejar de compartir este guión que se me acaba de ocurrir y creo que sería una bomba total.

Cliente: Fabricante de TV Color
Producto: Línea de TV LCD


Lo que vemos en pantalla nos remite al Gran Hermano Famosos: una casa donde varios celebrities conviven ante la mirada de las cámaras de TV.

El plano se abre y vemos a Ethel Rojo sobre su cama. Ethel se despierta y descubrimos que está completamente colorada: su pelo, su ropa, su piel; todo está pintado en una misma tonalidad de rojo vibrante (a la manera de un personaje de Blue Man Group pero rojo). Entonces se dirige al espejo del baño y al verse grita como una desahuciada.

Ahora ingresamos en otra habitación donde vemos a Blanca Curi dibujando una carta astral. La particularidad es que está totalmente blanca, mucho más que pálida: Blanca está blanca como una pared blanca. Entonces levanta su enorme osamenta para dirigirse al baño y al pasar por un espejo ve su pálido reflejo y cae muerta del shock.

Una guitarra suena en el jardín y el plano se abre: es Celeste Carballo punteando su instrumento. Celeste comienza a afinar la guitarra y al verse repara en su mano que está celeste, como todo su cuerpo. Entonces comienza a gritar histérica, arráncandose los pelos y pataleando en el lugar.

En eso aparece Charly García cagándose de risa. Su aspecto es normal (bueh… no es normal pero no aparece de colores como los demás). Charly agarra la guitarra de Celeste Carballo cagándose de risa y comienza a puntear su célebre canción “Estoy verde” mientras se sigue riendo.

Entonces aparece Afo Verde totalmente verde. Más verde que el Increíble Hulk. Más verde que la espinaca y que la camiseta de Ferro. tan verde que se mimetiza con el jardín. Todo exaltado al ver la situación, Afo Verde grita: “¿Pero qué mierda está pasando acá?”.

Y Charly, que se sigue riendo, le retruca: “¿Cómo te vas a llamar Afo Verde? ¡Qué nombre más de mierda tenés! jejejejejejeje... A la fresca! me voy a aspirar a la Blanca Curi"

(Al parecer a Charly le causaba más gracia el nombre de Afo Verde que la situación que estaban viviendo).

La pantalla se vuelve a negro y se sobreimprime el logo de la marca y el modelo del LCD. Abajo se lee el slogan:

“Vas a ver todos los colores como nunca los viste”

Opción 2: en vez de aparecer en escena Afo Verde aparece El Negro Oro bañándose en el jacuzzi. El Negro Oro está de su color habitual y no coloreado como el resto de los personajes. Cuando aparece El Negro Oro, Charly pregunta ¿Y este hijo de puta qué hace acá si es inmune a los colores del TV Sonic Cadorch R37?”. En ese momento revive Blanca Curi que grita “Debe ser para que yo le pregunte cómo va a ser tan de derecha si es tan negro feo y tan puto”. El Negro atina a responder pero un locutor lo interrumpe:

En la pantalla se imprime “si querés saber qué contestó El Negro Oro, comprá el Televisor".

Presupuesto:
Contrataciones: 500.000$
Producción: 300.000$
Pauta: 1.000.00$
Multas del COMFER: 2.500.000$

miércoles, enero 23, 2008

Rinde x 8607678854

Yo no puedo creerlo pero esto sigue pasando. Ahora llegó un cliente cuyo problema de comunicación es que las mujeres no le compran su producto porque no creen que realmente con un poquito se puedan lavar toneladas de platos, ropa, pisos, cabello, dientes… ya da igual.

Se deben parar frente a la góndola con la tapita en la mano y decir “¿Con esssste poquito va a lavar bien?”, agarrándose el nervio siático como la Vieja que imita Gasalla pero 50 años antes.

El tema, creo yo, es que a la gente le gusta sentirse más partícipe en la limpieza de las cosas: echar enormes cantidades de líquidos, polvos y cremas, armar un brebaje en un balde, revolver bien todo y morir bajo una parva de espuma asesina que les entra por la traquea y bloquea sus vías respiratorias. No entiendo la obstinación de los empresarios que compiten por el “Rinde x 2”, “Lava x 4”, “Mata bichos durante 6 meses, a sus huevos y hasta la octava generación que te nace parapléjica”, “Shampoo, crema de enjuague, desenredante, polvo pédico y pasta de dientes en un mismo producto”. Todo esto debería venir en grandes damajuanas que hagan la compra de los elementos de limpieza un acontecimiento único, digno de vivir en familia.

Debería llegar el anunciante que se anime a decirlo: “Sí, pelotuda. Con ese poquito lava todo y si en ese tarrito juntamos esperma de Mauro y autorizaran la clonación, pronto habría 10.000.000 de Mauros que las hagan lavar todo a la vieja usanza, fregando como siervas en minifalda y tacos aguja mientras él hace zapping buscando tetas enormes”.

Sería un boom.

miércoles, enero 16, 2008

Máxima del Wandismo

Lo que voy a decir es muy cruel y sexista, pero no por eso deja de ser cierto: si Dios les ofreciera a todas las mujeres convertirse en Wanda Nara, el 98,3541% debería aceptar (y sin titubear).

En primera instancia se enojarán. Luego fingirán una repugnancia impostada que le abrirá paso a la resignación, que pronto mutará en una sincera aunque muda aceptación de esta firme verdad.

Wanda está más que buena, es divertida, famosa, tiene chispa, tiene plata y petea bien. El 98,3541% debería aceptar que convertirse en Wanda Nara representaría un importante salto evolutivo para su persona. Es así, yo no hice el mundo. Puede ser injusto pero es así.

Lamentablemente, Dios no suele dar estas oportunidades. Pero afortunadamente tampoco es que necesitamos una Wanda Nara para ser felices. Sería un re lujazo, pero con menos también andamos bien.