viernes, julio 18, 2008

Advertencia

Si vuelve a llamarme el Banco para recordarme por enésima vez que no pagué la tarjeta voy a ir al kiosco de revistas, comprarme una Caras y apersonarme en el Call Center para matarlos a todos con un Tramontina de madera “como el que usan los famosos en la Isla de Caras”.

6 comentarios:

aby dijo...

jajajajajajaja

Chancho dijo...

Hace unos días fui al Malba y, entre tantas atrocidades de arte moderno, lo mejor de todo fue ver un cacho de vidrio gigante autoría de Rogelio Polesello, con lo cual casi me morí de emoción y empecé a gritar como un loco: "¡El que diseñó los cubiertos de la revista Caras!".

Ná dijo...

Jajjajaa...casi me muero cuando lo vi...un tramontina! qué roñosos! Polesello terminó de tirar la dignidad, si es que tenía alguna. Afff

M. dijo...

Polesello encontró la veta de "hago lo que me diga el que pague la obra por adelantado"... y está bien!

pero no sabía que estaba metido en esto... el finísimo arte de construir cubiertos de madera no es para cualquiera.

Ayelén dijo...

esos cubiertos son atroces ... bah, dignos de quienes los utilizan en la isla de caras!

Valentin dijo...

juaaaa!!