martes, julio 31, 2007

Mail de una amiga lectora

Nos va a hacer un favor a todos. Va a entrar a Blogger Panel/configuracion/comentarios y el item numero 8 le pregunta "mostrar comentarios en ventana emergente?" y ahi pone "SI".


Desde ya muchas gracias.

martes, julio 24, 2007

Sin palabras

Se escuchó acá:

-"Boluda! Le decían Gilda!"
-"Por?"
-"Hasta muerta era la más grande!"

lunes, julio 23, 2007

El animalito


Lo estoy entrenando para que mueva la cabeza como los de los taxistas.

domingo, julio 22, 2007

Venganza Arquitectónica

En la década del 30, Corina Kavanagh era una hermosa y decidida mujer. Proveniente de una familia rica, sin embargo en su sangre no corría linaje patricio pero sí ansias de trascender. Cuentan que por aquellos años la mujer había mantenido una historia de amor con un joven de alta alcurnia hijo de Mercedes Castellanos de Anchorena, la que se oponía tajantemente a la relación y que logró hacer que terminara. Dicen que dolida, humillada y decidida a tomar revancha, Corina elaboró una venganza arquitectónica. Nada desvelaba más a los Anchorena que la construcción de la Basílica del Santísimo Sacramento, hoy un templo abierto a la comunidad pero por aquellos años realizado a pedido de la familia para que se convirtiera en el sepulcro familiar. La familia vivía en el palacete que hoy es la Cancillería con 150 sirvientes, justo del otro lado de la Plaza San Martín.

Dispuesta a golpear donde más duele, cuentan que Corina Kavanagh redobló la apuesta y tras comprar el terreno, ordenó al estudio de los arquitectos Sánchez, Lagos y de La Torre (célebre en la época) la construcción de un gran edificio con una sola intención: tapar completamente la visual de la iglesia desde muchos ángulos. Pero, y principalmente, desde los ventanales de la mansión de los Anchorena. Esto fue sin dudas lo que motivó las caprichosas formas del Kavanagh, que se levantó en sólo 14 meses, una cifra récord aún para los estándares de hoy.

jueves, julio 19, 2007

Sólo era cuestión de decirlo

Lo último que oí en esta casa fue lo siguiente:

Yo: No podés tener esa cara todavía... (porque me olvidé las toallas en el piso y descubrió que seco el piso del baño con ellas)
Ella: Sí. No puede ser que seas tan desprolijo, y la pileta tiene pelos de cuando te afeitaste.
Yo: Estuve limpiando los pelos 5 minutos! Si queda alguno serán 2 o 3.
Ella: Yo no puedo estar atrás tuyo todo el tiempo.
Yo: Yo también tengo que aguantar cosas de vos.
Ella: Cómo qué?
Yo: Como que hablás mucho. Todo el tiempo, sin pausa.
Ella: Bueno, no voy a hablar más.

Hace 4 horas que no habla. Creo que la transformé en la mujer ideal.

sábado, julio 14, 2007

La posta

xxx dice:
la clave para estar bien con una mina es aplicar a diario la dosis justa de maltrato
mauro dice:
que fija dejasteeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee
xxx dice:
es la posta

viernes, julio 13, 2007

Máxima idiomática

Salvo casos de extrema necesidad, los hombres heterosexuales que hacen cursos de idioma entre los 22 y los 28 años, se vuelven bisexuales antes de los 30.

Y si hablan su nueva lengua con orgullo entre pares heterosexuales, desean con locura a uno del grupo.

jueves, julio 12, 2007

Máxima del 3


Parece una pequeñez, una insignificancia. Pero no lo es. La humanidad toda se divide en dos grandes grupos a saber:

A) Los que representan digitalmente el “3” con sus dedos índice, mayor y anular.
B) Quienes lo hacen con el dedo pulgar, el índice y el mayor.

Advertidos de que este simple detalle les podía parece una menudencia, procedo a aseverar con la total seguridad que dos días de estudio, exploración e investigación rigurosa me autorizan, que la forma de expresar el 3 digitalmente responde a una Cosmovisión. Una idea del mundo. Un simbolismo y un marco valorativo totalmente diferente para cada uno de esos dos grupos.

De lo antedicho se desprende que una amistad profunda entre un miembro “A” y un miembro “B” está condenada a la desilusión. Y una pareja compuesta por un miembro “A” y un miembro “B” está condenada al fracaso (aún cuando encontré un caso de 2 sujetos que llevan 5 años fingiendo que son tal para cual).

Las personas A son más ingénuas, surrealistas y emotivas. Mientras que las personas B son más lógicas, racionales y prácticas. Las personas A tienen mayor voluntad y tolerancia al esfuerzo. Las personas B son más utilitarias, y en casos exacerbados, maquiavélicas. Si la persona A expresa su “3” mostrando la palma, es además explícitamente transparente. La persona B en cambio siempre guarda un resabio traicionero en algún recóndito sector de su ser. La persona A piensa en adjetivos. La persona B piensa en cifras. La persona A es exagerada o aplacada. La persona B siempre es realista. La persona A es poesía y la B es prosa.

En mí investigación he encontrado también personas que expresan el “3” con el meñique, el anular y el mayor. Esa gente se divide en 3 grandes grupos:

- Magnánimos garcas.
- Personas con faltantes.
- Gente con un colosal problema motriz.

Y los que llegaron hasta acá sin saber cuál es cada dedo, son pelotudos.

Máxima de los gases

Ante la imposibilidad de retener un gas en lugares públicos, conviene anticiparlo con un minuto de antelación y ubicarse, como quien no quiere la cosa, cerca de una persona con sobrepeso, para luego liberarlo y fingir una moderada cara de antipatía (no exagerarla, no sobreactuarla, ni hacer comentarios al respecto). La condena social siempre será para el más relleno de los 2.

miércoles, julio 04, 2007

Querido Papá Noel

Para esta navidad quiero tener las pantorrillas como Jessica Simpson. Nada más.


Y que Dios mate a todas las forras que pagan $300 para sacudir el culo con la groncha de Moria también me haría feliz.