miércoles, noviembre 07, 2007

Memorias de mis putas tristes III

Podría decir que la conocí por accidente pero no fue así. Ya había dado 25 vueltas desesperadas por las calles de Recoleta esperando que alguna puta salga de su guarida y se digne a empuñarme el facón.

Recuerdo que tenía $50 y monedas en la billetera y nada en el puterío bajaría de $250. Pero no sé: aunque sea hacerle de remisero y pedirle que me pase los cambios de la palanca. Algo que me calme o me altere un poco más. Con esa calentura y ese presupuesto, ya daba lo mismo.

Cuando pasé por la salida de Madahoz salió el espécimen que mi canilla necesitaba. Era una de esas cerdas rústicas de aspecto irrompible que muchos llaman “belleza exótica” y yo defino como “una hija de puta con un trasero animal enmarcado por un tatuaje de forajida en el huesito dulce”.

Hablé desde el auto y tramité un servicio oral. Después de mucho regatear (Bill Gates y Donald Trump deberían mandar un mail y pedir detalle) logré que todo cierre en $50 + un servicio de remís hasta su morada en Pacheco, territorio que yo creía dominado por los malones donde los desmanes y la justicia por mano propia estaban a la orden del día. En realidad no era tan así.

Según lo acordado y los límites impuestos por la lógica y el Capitalismo, el oral iba a ser en el auto, en algún momento del recorrido. Durante el viaje encontramos una de esas estaciones de servicio muy al estilo “gasolinera atestada de camioneros” que se suelen ver en las películas hollywoodenses en las que la acción transcurre al costado de la interestatal y al margen de la legalidad.

Irene, se llamaba. Y resultó que ese día era su debut en el mundo del profesionalismo sexual: su primera vez recibiendo plata a cambio (unos míseros $50, pero al menos yo estaba limpito). Tan primera vez que usaba su nombre real, más pensado para el jardinerismo (dícese de la carrera de Maestra Jardinera) que para la prostitución. Y tan primera vez que le tuve que explicar un par de Tips sobre el submundo al que acababa de ingresar.

Cansada de que le paguen miserias atendiendo el teléfono en una remisería, Irene decidió llevarse a la boca otra clase de tubo. Por la capacitación docente que le dí sobre el negocio prostituril, pegamos onda y al rato el auto nos quedó chico: terminamos haciéndolo entre 2 camiones mientras su novio y su jefe (por las dudas no había renunciado aún a la remisería) llamaban a un celular que no paró de sonar en toda la noche. Si bien la aprecié un montón, no le juré amor eterno ni nada parecido porque cuando acabé caí en la realidad: estaba al costado de una ruta, en una estación de servicio y con los pantalones bajos. Después la llevé a la casa y nunca más supe de ella.

Sólo espero que el novio no la haya descuartizado.

20 comentarios:

Faco dijo...

Yo no sé si pondría a mi amigo Daniel Ernesto entre los incisivos de una profesional no tan profesional. Hay que tener coraje... o, como en su caso, una urgencia para vaciar el tambo importante.

¿Igual nunca te pusiste a pensar que podrías haber terminado como el camionero de Cacho, el del último disco de Casero?

La ruta se la banca, bocha, le aguantamo lo trapo (?)

Anónimo dijo...

"Cansada de que le paguen miserias atendiendo el teléfono en una remisería, Irene decidió llevarse a la boca otra clase de tubo"

De acá al Pulitzer este blog sube como pedo de buzo.

Andy W dijo...

por algo vos te dedicás a escribir y yo a hacer cuentas.

Inspiration Has Run Dry dijo...

Tendrias que hacer un compendio de los precios segun los servicios ofrecidos y las zonas donde estos son llevados acabo o la calidad de la chica en cuestion. Seria de gran utilidad para quien no tiene idea del mundo prostituteril y le parece que $50 un pete es un afano...
Con esos $50 yo me compro ropa (?)
Te dejo la inquietud...

M. dijo...

faco: había que arriesgar. Cuando uno se siente MUY necesitado, ya siente que todo está perdido. Había que arriesgar. Jamás escucharía a Casero, no sé quien es ese Cacho.

anónimo: Un pueta.

andy: Escribiendo, las cuentas las tengo que hacer a fin de mes...

Inspiration: Pero por favor! $50 es una ganga... El que piensa que un $50 un pete es un afano es la clase de persona que no distingue un Termidor de un Luigi Bosca (en realidad yo no lo distingo, pero si hacemos la conversión a petes sí)

dani dijo...

qué deleite! esta es una de mis secciones favoritas.

Nefastas dijo...

posta, lo de llevarse a la boca otra clase de tubo fue genial.
gordo y en la actualidad sigue el consumo de las chicas al servicio de la comunidad o no?

Anónimo dijo...

entre lo de Kaczka y lo de Irene
me das miedo....

Juana (is dead)

Swimming In A Fish Bowl dijo...

M,
queremos el dibujo de Irene, por supuesto...!!
Amo sus memorias de putas, las amo.

Swimming In A Fish Bowl dijo...

Perdón, para Faco es esto..
Daniel Ernesto, le juro que me dió mucha ternura.. quiere ser mi novio??please!! un capo.

Faco dijo...

Perdón que le usurpe yo también el espacio, Mauro, pero me veo obligado a responder...

siafb: A pesar de ya haber escarmentado bastante (aunque nunca lo suficiente) con mujeres mayores, puede ser. Siempre y cuando, claro, me explique cómo tamaña guasada le da ternura (?).

Swimming In A Fish Bowl dijo...

Faco, me llama madura, asi no mas, sin anestesia??
Y bueno, Maut y ud tienen la misma inquietud, no se, pero me dá mucha ternura que su pito tenga nombre compuesto, que quiere que le diga!!

Faco dijo...

Jamás dije madura, dije mayor, lo cual surge de la diferencia de edad de 15 años que denuncian nuestros respectivos perfiles. Pero bueno, tampoco es impedimento...

Igual ese nombre es mi alter-ego, no le llamo así al amigo del alma (aunque si siguiera la palabra mauriana al pie de la letra, debería ponerle ese nombre). Ni siquiera le hablo y esas cosas, nada más se me ocurrió mientras escribía el comment, lamento decepcionarla (?)

Lucy in the sky with diamonds dijo...

Seguro que ella se re-acuerda de usted. Hasta creo que usted debe ser anécdota de bolsillo de Irene cuando está con gente y sale ronda de sinceridades.
Sepalo.

Lucy.-

PD: No es muy sexy eso de estar en pompis en medio de una ruta eh.
PD: Amo a Donald Trump, que me mande un mail a mí también, please (?)

Lord Khyron dijo...

su descripcion del acto sexual con la susodicha puta me hizo deleitar hasta el upite
congrats

Mike 1.1 dijo...

saladulce, muy bien

Aymeé dijo...

Ayy...muero con esta sección!...pero como soy una boludasa total, en el fondo, me quede esperando que la historia terminara con un enamoramiento furioso...

Lucy: Yo pensé que era el único ser humano que amaba a D. Trump!!Me encanta cuando echa a la mierda a sus potenciales empleados, esa carita de perversón degenarado me puede!!

M. dijo...

Por Dios! contesté los comments 3 veces y esta mierda no me lo toma.

Voy a romper todo a patadas.

Mil perdones-

M. dijo...

Ahora me lo toma esta pija de bloggerrrrrrrrrrrrrrrrrrrr voy a romper todoooo oo oo ooo o o o ooo oo ooo o
o
ooo
o

o
oo

Nef: No, en la actualidad no... a lo sumo evoco algun recuerdo en noches de onanismo. Que infidencia... beso!!

Juana: La única queda miedo acá sos vos, destructora de hogares.

SIAFB: jajaj pero era linda, no podría hacer justicia por birome propia.

SIAFB + Faco: Yo le daría una oportunidad a lo de ustedes.

Lucy: Se debe acordar, canté pri con ella. Lo que no entiendo es cómo puede gustarle alguien con el peinado de Trump.

khyron: Gracias! me mató lo de "upite"

mike 1.1: Claro, si, eso tambien.

aymée: no siempre hay amor, piense que si todas fueran especiales, ninguna lo sería. No sé bien qué falló acá porque era un ser medianamente querible.

Joven Bien Argentino dijo...

Por dios q historia, a mi me pasan cosas asi pero no tengo el talento y las ganas para contarlas...