domingo, julio 22, 2007

Venganza Arquitectónica

En la década del 30, Corina Kavanagh era una hermosa y decidida mujer. Proveniente de una familia rica, sin embargo en su sangre no corría linaje patricio pero sí ansias de trascender. Cuentan que por aquellos años la mujer había mantenido una historia de amor con un joven de alta alcurnia hijo de Mercedes Castellanos de Anchorena, la que se oponía tajantemente a la relación y que logró hacer que terminara. Dicen que dolida, humillada y decidida a tomar revancha, Corina elaboró una venganza arquitectónica. Nada desvelaba más a los Anchorena que la construcción de la Basílica del Santísimo Sacramento, hoy un templo abierto a la comunidad pero por aquellos años realizado a pedido de la familia para que se convirtiera en el sepulcro familiar. La familia vivía en el palacete que hoy es la Cancillería con 150 sirvientes, justo del otro lado de la Plaza San Martín.

Dispuesta a golpear donde más duele, cuentan que Corina Kavanagh redobló la apuesta y tras comprar el terreno, ordenó al estudio de los arquitectos Sánchez, Lagos y de La Torre (célebre en la época) la construcción de un gran edificio con una sola intención: tapar completamente la visual de la iglesia desde muchos ángulos. Pero, y principalmente, desde los ventanales de la mansión de los Anchorena. Esto fue sin dudas lo que motivó las caprichosas formas del Kavanagh, que se levantó en sólo 14 meses, una cifra récord aún para los estándares de hoy.

11 comentarios:

CONITO dijo...

Muy buenas historia. que pedazo de turra entrañable

sara dijo...

Grosa, no sabía.
Ahora me gusta el JKavanagh aún más! :P
Saludos

Andy W dijo...

muy buen post mauro

Pumplafiz! dijo...

Al fin me entero por qué diablos es tan feo! Cien por ciento funcional.

Dieguistico! dijo...

No conocía esa historia. Justo en esa iglesia se va a casar una amiga, ella me insistía que es famosísima (la iglesia) y yo no la había visto en la vida ahora entiendo por qué. Estuvo bien doña Kavanagh.

Además el edificio me encanta, no me canso de mirarlo cada vez que paso por ahí.

Swimming In A Fish Bowl dijo...

Totalmente merecido, por arribistas, clasistas y mojigatos!!

Juana dijo...

es algo más que un resultado de formas "caprichosas". es un tremendo sr. edificio... es un ejemplo de funcionalidad y una volumetria que responde y encaja perfectamente en el sitio y sarasas que para los que amamos la arq. no podemos dejar de admirarlo... pero ahora bien.. que raro fue leer esto despues de sus interpretaciones filosoficas sobre la cultura dinodocician.. o como sea que usted la llama.. y entre comentarios que nada se acercan a la arq.! me sorprendio!!!...
no me gusto lo de "caprichosa" pero cada uno... con su interpretación... esta bueno..
es creo que una historia picante nada más que encierra lo que es el edifico, pero si hace que lo recuerde entre tanta masa porteña, bien vale la pena!!!!
saludos......

M. dijo...

conito: re querible mal. Lo que es tener tiempo, plata y el corazón roto.

Sara: tal cual, yo quiero vivir en un lugar con historia ahora.

Andy: Gracias!

Pumplafiz: jajaj a mí me parece lindo.

Diegúistico: Tendría que haber cerrado con un "el país que no miramos".

SIAFB: Por copetudos!

juana: seguramente también sabe entonces que fue el edificio más alto de B.A, que le arrebató el récord al Barolo (que también tiene su flor de historia), que fue el primero con aire acond. central, que tiene nosecuantos ascensores y que no tiene 2 deptos iguales. Vio? Vuelva y capaz se asombra de nuevo. Beso!

Miranda dijo...

Capa mal, ahora las chetas no hacen venganzas con tal clase y estilo. Ahora se transarían al mejor amigo de la flia.

Swimming In A Fish Bowl dijo...

M, y por conchudas, le juro que las puedo visualizar leyendola cosmo..
Las odie!

George Smiley dijo...

Y también hay que recordar que fue el edificio con estructura de hormigón (no de acero) más alto del mundo en su momento. Es grosso en serio.

Y también era donde vivía Alicia Castro antes de irse a Venezuela a hacerle petes a su Bolivarianidad.