jueves, julio 12, 2007

Máxima de los gases

Ante la imposibilidad de retener un gas en lugares públicos, conviene anticiparlo con un minuto de antelación y ubicarse, como quien no quiere la cosa, cerca de una persona con sobrepeso, para luego liberarlo y fingir una moderada cara de antipatía (no exagerarla, no sobreactuarla, ni hacer comentarios al respecto). La condena social siempre será para el más relleno de los 2.

4 comentarios:

M. dijo...

Que te descubran escribiendo esta idiotez en el trabajo es mucho más condenatorio que un inocente pedo de todos modos.

Swimming In A Fish Bowl dijo...

jajajajjajajajajaja
You have brighten my day!

Bi@tch dijo...

jajajajaj Genial!

ariel dijo...

Es buena, pero yo utilizo otra tecnica un poco mas triste.
Si estoy en el subte espero a que suban los pibitos que manguean y ahi largo el pedo. No los miro ni actuo. Solo dejo salir el pedo.