jueves, marzo 30, 2006

Discusión en el Vestuario

Lugar: Vestuario del Gimnasio
Protagonistas: Patova 1 y 2. Uno era gigante. El otro era sencillamente in-men-so.

Inmenso increpa a Gigante: "Pero qué andás boqueando vos?" (a los gritos, enojadísimo)
Gigante contesta: xxxxxxxxxx (no escuché)
Inmenso más enojado y más a los gritos: "Pero qué mierda tenés que andar diciendo bla bla bla" (no escuché)
Gigante se ataja: "No boludo bla bla bla bla" (No escuché)

Inmenso "Y qué mierda tenés que andar diciendo que soy puto entonces?
Gigante se defiende: "No boludo bla bla bla bla"
Inmenso dice: "Te voy a romper el culo a ver si seguis creyendo que soy puto"

martes, marzo 28, 2006

Hice mi propia película!

Esta web es excelente, se las recomiendo. Las películas se van renovando a diario.

Vean mis creaciones del día. Cargan de toque.

http://www.grapheine.com/bombaytv/play_es.php?id=980597

http://www.grapheine.com/bombaytv/play_es.php?id=980684

Acá hay 2 degenerados que hicieron su aporte:

http://www.grapheine.com/bombaytv/play_es.php?id=977642

http://www.grapheine.com/bombaytv/play_es.php?id=947759

Somos impunes, manejamos un beeme.

El usuario de BMW es en la mayoría de los casos un bribón, creído, grasa, maleducado, mal hablado, negrero e ignorante. Suele sentir afición por las confiterías gateras situadas en avenidas en las cuales pueda dejar su beeme estacionado a 45 grados al alcance de su vista. Una vez sentado deja la llave del auto (aunque no es un auto, "es un beeme") sobre la mesa, marca un número en su celular y comienza una charla a los gritos con su mujer ("la bruja"), su secretaria ("qué cara me sale esta putita"), su noviecita de 25 ("qué orto tiene la pendeja"), alguno de sus abogados ("qué necesarios son estos buitres") o alguno de sus empleados ("las mulas que la entran al país"). Antes de retirarse, saca su fajo de billetes envuelto en una bandita elástica, se echa un sorbo de la soda de cortesía que vino con su café y paga sin dejar propina.

En resumen: Un pitocorto que nació para generar asco y ser aborrecido por la gente observadora del buen gusto y las buenas costumbres.

Cada vez que voy a lavar el auto en mi lavadero predilecto, lo noto. Aún cuando el lavado valga lo mismo para un Renault 12 que para un BMW, el usuario de BMW, enfundado en una camisa Polo abierta hasta el cuarto botón, un Rolex tan grande y dorado como su pelada ceborreica y un Nextel reluciente atado a su cinturón, siempre exige un tratamiento especial: encerado, pastas de pulir, limpieza del lado interior de la llanta, que enjuaguen el trapo una vez más antes de pasárselo, etc. Obviamente, no deja propina ya que su único trato con la clase baja es siempre en modo tan imperativo como distante y frío. También es común verlo ocupando 2 cocheras en los garages de los shoppings, ya que los "beemes" no pueden estar "entre nacionales" porque "la gente común es muy resentida".

Carlos (una excepción a la regla) cometió la irresponsabilidad de irse a Méjico y dejar las llaves de su auto en manos de Juan Pablo. Un BMW 325 bordó con tapizado beige y caja automática modelo 94. Peor no podía ser, "pero es un beeme". Juntos salimos a descubrir si unas pocas horas a bordo de un BMW nos transformarían en esos bribones de pito corto.

Primer contacto con el auto: Los colectiveros me trataron mejor de lo que esperaba, solo uno me tiró el vehículo encima. 2 taxistas respondieron desmesuradamente por un par de maniobras entorpecedoras. Varias mujeres nos miraron más dedicadamente de lo que nuestra belleza natural ameritaba y algunos que otros nos miraron con más odio del que nuestras maldades merecen.

En eso, aparece la primera oportunidad de romper el hielo. Un viejo mira desafiante, cruza en rojo por delante nuestro y a paso de anciano observa con su mirada pérfida.

Le paso lo más cerca que puedo y le grito: "pero no ves que soy impuneeeeeeeeeee!!!! Manejo un beeme".

De eso se trataba, de creérsela.

Luego de esto, recogimos a un amigo, al cual le explicamos de qué trataba el experimento. Al instante entendió. Fuimos a cargar nafta, pagamos y nos retiramos sin dar ni propina ni las gracias. Si bien a cada rato nos excusábamos diciendonos entre nosotros "vos sabés que lo digo solo por el experimento, no?", el jueguito seguía.

No los pude convencer de tomar una cama solar furiosa antes de seguir con el experimento, pero sí de ir los 3 con el vidrio bajo y la manito afuera, aún cuando se largó una leve llovizna.

2 chicas miraron en un semáforo así que las invitamos a subir al auto. Siempre en modalidad "bribón". Ante la negativa, nos despachamos con un "Entonces caminen... Pobres!!" Exigí ver cuánta plata sumábamos en nuestras billeteras: una miseria, ni viene al caso, pero había más discoplus que american doradas. Pero ellas no lo sabían.
Nos adentramos en Las Cañitas. Pasó un BMW X5 V8 que sextuplicaba el valor de nuestro BMW. "Este es del palo" coincidimos.
Más adelante un remate despertó una carcajada: "Dame bola... sabés lo que me costó llegar a este auto para compensar mi pene pequeño..."
Y aún más adelante la frase fue un "Me vas a decir que le podés decir que no a un paseo en beeme y una cena de sushi... dejémonos de joder!". Luego siguió un "Yo cagué a 3 hoy, vos barbita?", siempre desde la impunidad del beeme.

Tras casi 90 kmts de recorrida y una lista interminable de frases y ocurrencias olvidadas, ya nos creíamos el personaje y nos estaba gustando. Decidimos abandonar el juego antes de terminar arribando a una conclusión que se avecinaba: ser un bribón, basura, creído, hiriente y maleducado, "es" malo. Pero no "está" tan malo. Es un poco adictivo. Y hasta divertido. Desde un simple garca de oficina, hasta un trepador serrucha pisos; desde aquel compañerito hiriente de la primaria hasta esa pareja sádica y hasta el más importante de los políticos corruptos que haya metido la mano en la lata ya lo sabían.

miércoles, marzo 22, 2006

Qué puteada!

xxxxxx... dice:
ser mal tipo egoista hijo de perra
xxxxxx... dice:
cerdo usador parasito vampirico
xxxxxx... dice:
garca basura falso forro
mauro dice:
jajajjjajajjajjaj lo estás matando
xxxxxx... dice:
pusilanime tambien capaz

Vivir sin Vicky

Vicky... vivir sin ti?
Dificil...
Vivir sin mis jeans? Si
Vivir sin mis Cidi´s?
Y Sin mi DiViDi Phillips? Si
Vivir sin Billy Jean? Si.
Y Vicky... vivir sin Ti?
Vivir sin vivir...
Vivir sin pitilín...

Mi pin y Vicky.
Vicky y Rin Tin Tin
Vicky sin bikini...
Pillíiiiin!
Vicky Misil! Vicky Misil!

-Billy, -inquirí- Vivir sin Vicky?
-Y... vivir sin sífilis.
-(....) Cri cri (.....) Billy Gil! Vil.... sick!
-Drinks, Gin, Speed, Shimmy, Cif... hip.... hip....
piiiiiiiiiis

Snif, snif...

Keep Feeling this hit.

Vicky, inhibis mis crisis.
Vivir sin Ti?
Vivir sin Peelings... sin liftings... sin piercings
Sin Tribilín... sin Pinti... sin VIP´s
Sin hippies... sin mi bici... Si!!
Y vivir sin tí?
Vivir sin vivir.

Vicky, Incidí mi vivir.
Di sí, Vicky...
Y Lili?
¿Lili?... Dimití!
Di sí, Vicky...
Di sí, plis...
Si!
Y Dimitri, Vicky?
Sin Dimitri!
Siiii! Vini, Vidi Vinci!
Dirigí mis feelings.
Viví mi living gris
Vicky, Inscribí mi hit

Vicky? Y mi Bic?

martes, marzo 21, 2006

Compañeros de Salidas

Hablo con una amiga en MSN y me dice que cortó con el novio.

Los 2 queremos estar de novios, así que sugerí los 30 como edad tope para conseguirnos nuestros sendos novios, y en caso de que las 2 partes fracasen en el logro de ese objetivo, directamente ir juntos al altar. Me dice que no, que eso es de desesperado.

¿Y? Yo estoy desesperado. Aparte ya concerté los 35 con otra amiga por las dudas. Ante la desesperación, poco me importa caer en los clichés del kitsch hollywoodense.
No importa, sigamos con el tema en cuestión.

Entonces me sugiere la siguiente propuesta: de ahora en más somos "compañeros de salidas". Vamos juntos a bailar, vamos juntos al cine (porque sino nos perdemos buenas películas -sic-), vamos juntos a un pub a tomar algo, etc. Hasta conseguir pareja. Puso solo una cláusula: Si uno consigue pareja y el otro no, hay un compromiso tácito de seguir siendo compañeros de salidas hasta tanto el otro consiga pareja.

Perfecto. Aceptado. En la semana saldremos en concepto de "compañeros de salidas" (me viene fantástico ya que tengo 2 casamientos, la presentación de un libro, y tenía ganas de comer sushi hace rato, aunque me olvidé de preguntarle si le gusta el sushi... y más que nada, porque me cae bien).

Aparte, la señorita en cuestión tiene la peculiaridad de ser linda y encima la rema. Es de esas chicas con charlas interesantes. 1 en 100. Pasemos a la estadística. Si encarás solo lindas, tenés que encararte 100 para encontrar la que la rema y te da charlas intesantes. Pero entre que las lindas tienen novio en 2 de cada 3 veces y que pueden elegir, le dan bola a uno de cada 30. Así que tendrías que encararte a 3000 lindas para encontrar una que te dé charlas interesantes, la reme y te dé bola. Y ahí puede resultar que vive en Santiago del Estero y se queda hasta el Viernes. O le quedan 3 meses de vida. O es pariente lejana y no sabías. O algo siempre pasa.

Minutos después llega al celular un mensaje de texto. Una nueva cláusula. La Cláusula 2: "No puede pasar nada entre nosotros"

Pero como mierda puede ser!!!! Ni sabe lo que quiere, pero ya sabe que no soy yo!!!
¿Me hicieron un vudú? ¿Magia Negra? ¿Brujería? ¿Me cagaron los dinosaurios?

Mañana mismo me hago exorcizar por el Padre Pedro.

Gloria a las Fiestas !!

El de la cresta. La de la varita mágica. El del silbato. La de las alitas. El que te pide agua. El que te pide keta. Los "hay equipo médico?". La de las cremas. Los musculosos. Los dados vuelta de siempre. Los que pierden la pastilla en el piso. Los que caminan. (¿A dónde van?) El que te baila arriba del pie. El que no baila. Los que se cruzan de brazos y cierran los ojos. Los picos dulces. La cola para ir al baño. La cola para pedir agua. La cola de la rubia. El que te abraza. Los que se van temprano. Los "yo no me voy de acá". Los de los carteles. El "Esto es vida". El "Dale nene". El "Bailen putos". Los cuarentones bronceados. Las cuarentonas quemadas. Los que te cagan a mochilazos. (¿Qué mierda llevan?). Los pibes del agua. El petiso. La cowboy! (¡está siempre!). Los que prenden estrellitas. El que perdió a los amigos. El que se hizo nuevos amigos. Los de la Villavicencio de 1 litro. (¿Como la metieron?) El que enfiesta a la novia. El popperazo. El que vuelca el popperazo. El que se enoja con el que vuelca el popperazo. El borracho de siempre. El que se queda corto. (¿Te queda media?) El "No me pegó..." El "Uhhh... como peeeeegaaaa..." El mandibuleo. Las caripelas. Los ojitos abiertos. Los ojitos rojos. Las gafas. Y los pibes. Gloria a todos ellos. Gloria. A las fiestas!

(not mine, pero me quería dar un gusto. Felicitaciones y Gracias al autor)

lunes, marzo 20, 2006

Ensayo sobre el MSN

Ya alguna vez pensé que tendría que escribir un reglamento de msn. Hay gente que no entiende el msn. Y me enerva. O sea... ¿Cómo decirlo sin paracer maleducado? de poco me interesa oirte de Lunes a Viernes para hacer más llevadero tu trabajo rutinario en el que sos explotado/a por un negrero si no vas a aparecer en MSN un Sábado a ofrecerme un buen plan, aunque sea de vez en cuando, como agradecimiento.

Tampoco me interesa conocer tu vida al detalle. Resumila. De hecho, a vos te apasiona y por eso la narrás al detalle, pero para los demás, tu vida es muy aburrida, tediosa, hastiante. Y ya la conocemos. No tengo ni a James Bond ni a Paris Hilton en MSN. Si los tuviera, yo mismo les pediría detalles hasta aburrirlos. Pero no los tengo. No creo ni que usen MSN. Date cuenta: tu vida es irrelevante, insignificante, patética, triste y si encima la repetís, la devaluás aún más... resumila a la mínima expresión y la escucharé con gusto, solo porque soy diplomático. Si querés narrar detalles: hacete un blog autobiográfico. Te voy a facilitar una fórmula: un hecho se transforma en relevante cuando es sumamente peculiar, exageradamente gracioso, de interés para una enorme masa de personas o cuando involucra directamente a tu interlocutor. Que vos seas el/la protagonista de un hecho irrelevante, no lo transforma en relevante.

Si te gusta la filatelía yugoslava pre segunda guerra mundial, entendé que a mí no. No me mandes 15784 links sobre cosas que me chupan un huevo. Y solo no te borro del msn por miedo a que me llames por teléfono.

Si escribiste 5 líneas seguidas y yo ninguna, es más que obvio que solo querés descargarte. Poco te interesa el "ida y vuelta". Solo querés gritar algo a los 4 vientos y poco te importa quién te escuche... o que te escuchen. Sabé que pienso que vas a terminar como los locos que hablan solos en Florida y Lavalle. Es cuestión de tiempo nomás. Enfermo/a psicótico/a obesionado/a en ser el centro de atención.

Otra cosa: Si vos decís que no tenés ganas de hacer nada y yo digo "me voy" es "me voy". No preguntes más nada. No me retengas. No hundas a la gente en tu profunda mediocridad que te hace creer que estar frente al msn es estar haciendo algo. "Estás?", "Estás?", "Estás?". Sí. Probablemente esté. Pero hasta hacerme la paja con una esponja de virulana es preferible a hablar con vos. Si dije "me voy" es que me fui. O que me aburriste.

Los adictos al "monotema" (aquellos que siempre hablan de lo mismo) deberían acabar con su sufrimiento de una vez y cortarse las venas. No amerita extenderse sobre ellos.
Lo mismo es aplicable para los que ni siquiera tienen tema. No tienen nada para decirte, pero aún no terminaste de abrir el msn y ya está la ventanita de ellos titilando con un "Hola", que en realidad encierra un "Hola, no tengo nada para decirte, remala vos. Divertime un rato. Dale? Vos sabés que no sé ni hablar y que soy más aburrido que una chaucha. Apiadate de mí y remala vos. Dale... teneme lástima... aparte, recién te conectaste, sé que estás ahí".

¡Y vos! ¡Mujer desamparada! No me hablés más del bribón que tenés por novio. ¡Claro que pienso que te caga! ¡Sería un pelotudo si no te cagara con lo boluda que sos! Ese patán que tenés por novio se debe garchar hasta a las estatuas de la plaza. Pero nunca lo voy a decir, no quiero ser culpable del suicidio de una llorona. Sos la ciega que no quiere ver. Y no me digas más "Gracias!". No quiero las gracias, quiero un pete hasta el final, que me laves los platos, te llames un radio taxi y te vayas. Y una vez que acabé, ni se te ocurra tocarme. ¡Solo eso! No es tanto pedir, ¡pensá lo que cobra un psicólogo! Capaz hasta te pueda enseñar alguna técnica nueva y te caguen menos.

Por ahora creo que eso es todo.

Una Breve Historia de Argentinos Buenos y Malos.

Una breve historia de argentinos buenos y malos (Interpretación de "Historia de una Pasión Argentina" de Eduardo Mallea)

Tema habitual de la literatura nacional aquello de “lo argentino”. Pero ¿qué es lo argentino?. En este sentido lo único que podemos afirmar con certeza es la ausencia de respuestas absolutas.
Al referirnos a este tópico, es imposible ignorar a Sarmiento. El padre de la educación nacional no puede ser ignorado, no sólo por ser posiblemente el primero en escribir sobre lo argentino en su obra “Facundo, civilización y barbarie”, sino que sus ideas, para bien o para mal, a nadie dejan indiferentes. Domingo Faustino Sarmiento tenía un ideal de país a imagen y semejanza de un proyecto de exclusión. Para conseguir la patria que él anhelaba no importaba “cuanta sangre de gaucho hubiera que derramar”. En lo personal deduzco que Sarmiento no pretendía eliminar la cultura nacional, por lo tanto quizá la cultura nacional no se encuentre en lo autóctono y si no es ello lo argentino ¿hay que ir a buscarlo a otro lado? ¿hay más de una cultura argentina?. Posiblemente hasta tengamos que enarbolar las banderas de más de una cultura y es ahí cuando el panorama se vuelve más confuso.
Sería muy ingrato de nuestra parte negar el aporte de los colonizadores primero y de los inmigrantes después. Aunque también debemos recordar que la evangelización vino apenas después de descubierta la mentira del oro y la gloria personal. No olvidemos que a nuestras tierras vinieron aventureros y conquistadores, no escritores, filósofos y sacerdotes.
Es así como uno concluye que lo más inteligente sería concebir a la cultura nacional como un nexo, una transformación de dos componentes y no como una oposición de esas que tanto nutrieron a nuestra cultura a la manera de peronistas o radicales, Boca o River, Quevedo o Góngora, Florida o Boedo, sino lo autóctono con lo foráneo. Y quizá cuando lleguemos a concebir la cultura americana como una mezcla, no por eso inferior a las formas puras, nos preguntaremos si el beneficiado fue el indio que se civilizó o el europeo que se naturalizó, y nuevamente estaremos incurriendo en el error inicial.
Al respecto, Eduardo Mallea, escritor y pensador al mismo tiempo, analista de la realidad argentina y genial literato, esconde tras sus imágenes y descripciones verdaderos estudios de la psiquis humana, cuyas reflexiones lo llevan a marcar sus obras con una nota de angustia que sin embargo no llegan a la desesperanza. En “Historia de una pasión argentina” Mallea nos propone un planteo de lo más interesante: el de la Argentina visible y su opuesto, -cuando no- la Argentina invisible. Del primero, cargado de connotaciones negativas, afirma que es un pueblo que se protege antes que darse, como aventureros decepcionados ante el desengaño material de estas, nuestras tierras, hacia la cual aún debe haber más de un rencor. Es el argentino del representar, el argentino sin fines, con el descontento normal de una persona que en el fondo se reconoce como traicionera y mercenaria. El que asimila culturas ajenas sin seleccionar ni modificar; si se me permite un término posmoderno prestado, sería el argentino “light”. Lo dicho puede parecer xenofóbico o intolerante, pero el único riesgo que recalco es el miedo de que estos modifiquen el destino de las almas sin corroer.
Del otro lado tenemos al argentino que se debe a su tierra, aquel que se siente perteneciente a su suelo y no al revés: dueño del mismo. La esperanza está encarnada en el argentino invisible. Este hombre es capaz del progreso más allá de lo físico, en el sentido más humano. Este es el verdadero argentino, el que construye la cultura nacional, no sin dificultades, el que busca ser, no representar, el solidario, el argentino auténtico y el mismo que está en potencia en cada uno de nosotros, porque tanto uno como otro habitan en esta tierra de abundancia y escasez. Aquí encuentra Mallea el argentino valioso, en una manera mucho menos pomposa o presuntuosa que Sarmiento, como desconociendo que el Inca Garcilazo de la Vega en su madurez se cuestiona si es noble o inca, inclinando la balanza para el lado más rústico, modesto y sencillo, aunque no por eso de menos peso. Todo esto nos deja unas cuantas enseñanzas si se me permite la interpretación. Y es que no necesariamente el mayor o menor reconocimiento determine la envergadura de una creación. Tampoco lo aparente o los títulos personales, sino que posiblemente esté en lo simple, lo silencioso o lo invisible, aquello que no se expresa, aquello que se siente, aunque no todos pueden sentirlo. Quizá esa sea la salida a esta Argentina visible que impera hoy. Al menos me gustaría creer eso.

Mauro

Desenkanto

Mauro dice:
no sabia que te gustaba el rap, sumaste 2 o 3 puntos más
Florrrrrrr dice:
si ahora estoy akotando
Mauro dice:
no sabía que escribías con K.
Mauro dice:
Restaste 5.