miércoles, junio 28, 2006

Equívocos masculinos.

Al principio, cualquiera nos viene bien. Después, excluimos alguna que otra. Después creemos que sabemos lo que queremos, aunque en realidad sólo sabemos lo que no queremos. Después sí creemos saber lo que queremos: nos cuesta ponerlo en palabras, pero lo reconocemos cuando lo vemos. Después, algunos creemos saber lo que queremos, pero terminamos confundiendo a la liberada con la histérica. A la copada con la supérflua. A la compañera con la varonera. A la decidida con la trepadora. A la intelectual ácida con la resentida. A la geisha con la trapo de piso. A la independiente con la egocéntrica. Y después debe haber otros niveles, pero hasta ahí no llegué.

De todos modos, son lo más hermoso que hay, y asumo la culpa.

8 comentarios:

Andy W dijo...

es así man, es así.

es como que el pasto del vecino es siempre más verde. jodido satisfacerse, aunque me gusta darl al chance.

creo firmemente en que no es posible ser feliz si no te das la oportunidad.

Ashberry dijo...

Amen to that!

Pero falta la segunda etapa, cuando el ciclo de exclusión entra en reversa. A cierta edad (yo no todavía!) creo que cualquiera termina viniendo bien.

El problema es que a esa altura tal vez ya no venga más nadie.

Andy W dijo...

que tétrico lo tuyo

Anónimo dijo...

A la mierda! Esta vez te sentiste inspirado por todas, al menos las que conocés...Analía

Thiago dijo...

Las amamos mal. A todas y a cada unas. Te lo dice alguien que tiene más amigos que amigas. Ellas son más fieles y confiables.

Amén a tu post.

solita dijo...

gracias por ese "mea culpa"...

...ahora alego ser una "mal interpretada"...

Anónimo dijo...

Hi
That was useful info...thanks and Welcome to live chat [url=http://fetishadult.blogspot.com]FETISH[/url]. If you search the aldactone? Click here - [url=http://aldactone-aldactone.blogspot.com]aldactone[/url]
Enjoy

Anónimo dijo...

faaaaa... sos muy bueno relatando historias, me gusta mucho como escribis.